UNA NUEVA EUROPA

El Partido Comunista Estonio se separa del PCUS

El Partido Comunista Estonio (PCE) se ha separado del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) a. pesar de los esfuerzos que hizo el Kremlin para evitarlo. El presidente soviético, Mijail Gorbachov, incluso había convocado en Moscú, el pasado lunes 19, a los miembros suplentes del Buró del PCE para una reunión con el secretariado del Comité Central del PCUS.En aquella ocasión el mismo Gorbachov habló ante la dirección de los comunistas estonios para tratar de convencerlos de que no siguieran el ejemplo lituano. En Lituanla la creación de un partido corriunista propio impulsó los procesos que llevaron a la proclamación de la independencia de esta República.

En su tercer día de trabajo, el XX Congreso del Partido Comunista Estonio aprobó salirse del PCUS y formar un partido independiente por 42 votos a favor, tres en contra y seis abstenciones. Verdad es que unos 250 delegados a este congreso, fundamentalmente per sonas de origen ruso, no parti ciparon en la votación.

Más información

Al darse a conocer estos resultados, los delegados se pusieron de pie y ovacionaron la decisión. La minoría rusa fiel a Moscú logró ciertas concesiones y, por el momento, no formará un comité central provisional, como en Lituanla.

Los comunistas estonlos de clararon un periodo de transición hasta octubre de este año, durante el cual se abrirá la inscripción al nuevo partido que entonces, celebrará otro congreso para definir sus relaciones con el PCUS. Vaino Valjas ha,sta ahora primer secretario del PCE, fue elegido por aplastarite mayoría presidente del nuevo partido. El cargo tiene más poderes que antes, responde sólo ante el Congreso y está por encima del Politburó y del Comité Central.

El nuevo PCE se plantea entre sus metas la de lograr la independencia de Estonia. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en Lituania, no son partidarios de declarar la independencia de inmediato. "Primero debemos mantener negociaciones con la Unión Soviética, para tomar la decisión política después", declaró Henry Soova, asesor del secretario estonio encargado de ideología, Mikk Tiitma. Incluso el Congreso de los Ciudadanos de Estonia, una especie de parlamento paralelo, elegido el mes pasado con criterios nacionalistas, parece no creer apropiado declarar ya la independencia.

El antiguo Parlamento llamó en febrero a restaurar el Estado estonio independiente y a entrar en conversaciones con los soviéticos, pero la propuesta del diputado Juhan Aare de terminar la legislatura el 15 de marzo con la decisión de declarar la independencia no obtuvo los dos tercios necesarios, faltándole tan sólo 11 votos.

En el nuevo Parlamento, el Frente Popular, que agrupa a diversos movimientos políticos independentistas, ha ganado 46 de los 105 escaños. El grupo Estonia Libre, en cuya lista estuvieron los comunistas partidarios de la independencia, como el jefe de Gobierno, Indreek Toome, y Mikk Tiitma, sacó 13 escaños. Finalmente, los partidarios de permanecer en la URS S, principalmente rusos, consiguieron 27. De los 19 escaños que quedan, cuatro corresponden al Ejército y el resto será decidido en nuevas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de marzo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50