El Gobierno se prepara ante conflictos en la calle por la LOSE

El Gobierno y el PSOE van a tratar de que la discusión sobre la ley orgánica del Sistema Educativo (LOSE) transcurra sin crispación en la sociedad, por lo que pedirán la ayuda de los grupos políticos parlamentarios no tanto para que apoyen sus postulados, lo que será prácticamente imposible con el Partido Popular, sino para que no aprovechen políticamente una eventual conflictividad en la calle. Tanto el ministro de Educación, Javier Solana, como el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, establecerán las dos próximas semanas reuniones por separado con todos los portavoces parlamentarios.Ésta será otra ocasión en la que el PSOE se movilizará para arropar al Gobierno de manera directa, consciente de que antes de empezar el debate en serio sobre la LOSE las reacciones en contra se suceden de forma creciente. En medios gubernamentales se reconoce que uno de los temores fundamentales del equipo de Educación es la "reacción en la calle", y singularmente la eventual aparición de "nuevos Jon Manteca rompiendo farolas".

Los mismos portavoces indicaron que el ministro de Educación, Javier Solana, tiene muy presente que su antecesor, José María Maravall, fue apeado del cargo por el deterioro que su imagen sufrió en las jornadas de huelga de los estudiantes, a pesar de que contaba con el apoyo en su gestión del presidente del Gobierno, Felipe González.El bloque se abstiene

Solana ha concertado ya una estrevista con el portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, para la próxima semana, y hará lo mismo con todos los portavoces. En acción paralela, el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, hará lo mismo con responsables de los partidos políticos, con el único objetivo de que no aprovechen políticamente la crispación social" que pueda producirse.

Por otra parte, las fuerzas políticas que forman el llamado bloque, compuesto por el CDS, PNV y CIU, es practicamente seguro que se abstendrán en la cuestión de confianza a la que se someta el presidente del Gobierno, Felipe González, el próximo 3 de abril, una vez que tienen descartado el voto afirmativo. No obstante, cada uno de los tres espera obtener compromisos concretos del Gobierno antes de la fecha.

El PNV y CIU aguardan respuestas gubernamentales sobre asuntos autonómicos que van desde la Financiación, por parte vasca, hasta los flecos lingüísticos de Cataluña.

El PNV no descarta que antes de la cuestión de confianza pueda producirse un encuentro entre el presidente del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, y el presidente del Gobierno, Felipe González.

El CDS tiene un paquete de propuestas de calado institucional que pretende se plasme en un documento escrito y con plazos para evitar la imagen de que entrega cheques en blanco a los socialistas.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción