CONFLICTOS EN EL TRANSPORTE Y EN LA SANIDAD

Ratificada la desconvocatoria de huelga del Metro en una asamblea con enfrentamientos entre trabajadores

Las asambleas de trabajadores del Metro ratificaron ayer por 329 votos de diferencia su rechazo al preacuerdo alcanzado con la empresa por los sindicatos CC OO y UGT. Sin embargo, los trabajadores decidieron también desconvocar la huelga prevista para hoy y pasado mañana durante una tumultuosa asamblea celebrada por la tarde, en la que algunos empleados llegaron a enfrentarse físicamente, cundió la división de opiniones y fueron agredidos dos fotógrafos de Prensa. A pesar de ello, en muchas de las estaciones del Metro seguían expuestos anoche avisos en los que se advertía de la existencia de la huelga y de que el servicio funcionaría "como mínimo" de 6 a 9.30 de la mañana y durante las mismas horas de la tarde, lo que sembraba el desconcierto entre los usuarios.Las asambleas de trabajadores del Metro rechazaron el preacuerdo por un total de 823 en contra y 494 a favor. En la asamblea de la tarde, tras decidirse rechazar el preacuerdo, se decidió votar por separado la desconvocatoria de la huelga, ya que, según representantes de CC OO, "de las intervenciones de los trabajadores se deducía que aunque había sectores opuestos al preacuerdo la gran mayoría no estaba de acuerdo con los paros".

Más información

En esta segunda votación, realizada a mano alzada, se rechazó de forma casi unánime la convocatoria de huelga. Fue precisamente durante este sondeo entre los empleados cuando se produjeron los momentos de mayor tensión. Algunos trabajadores llegaron a enfrentarse físicamente y dos fotógrafos de prensa fueron agredidos. Así, en medio de una confusión generalizada, quedaron desconvocados los paros. Estas decisiones obligan ahora al comité de empresa a abrir nuevas negociaciones con la empresa.

Ambiente tenso

Por la mañana, en un ambiente tenso, con fuertes enfrentamientos verbales entre trabajadores, se desarrolló la primera de las dos asambleas de los empleados del Metro. CC OO y UGT, después de intentar sin éxito el viernes dar a conocer en las cocheras de la plaza de Castilla el preacuerdo suscrito con la empresa, decidieron jugar en casa. Trescientos cincuenta trabajadores acudieron a la sede regional de CC OO, y decidieron por 204 votos en contra y 126 favorables rechazar el principio de acuerdo alcanzado por las centrales mayoritarias en el comité de empresa.

La propuesta de CC OO y UGT planteaba para este año un incremento del 7,7% en el salario base, reducción de la jornada a siete horas y media y habilitar un fondo de 1.250 millones de pesetas para, en cuatro años, proceder a la revisión de los niveles. Este fondo procede del "ahorro" que la empresa conseguiría tras la reestructuración de algunas categorías como las del personal de estaciones y los encargados de mantenimiento de escaleras. Precisamente el reparto de este fondo causó la discrepancia entre los trabajadores y provocó la oposición casi frontal de los empleados de estación y de mantenimiento de escaleras mecánicas.

Los secretarios de transporte de CC OO y UGT, Alfredo García Moreno y Manuel Mariscal, respectivamente, confiaban, tras la tormentosa asamblea de la mañana, en que en la reunión de la tarde se apoyara el preacuerdo. De lo contrario, como centrales con representación mayoritaria en el comité, se habrían visto abocadas a convocar y respaldar una huelga en la que no creen.

Según García Moreno, el rechazo de este acuerdo afecta también al compromiso alcanzado por los conductores este fin de semana y que posibilitó la desconvocatoria de la huelga indefinida que este sector tenía previsto iniciar unilateralmente. Los conductores habían logrado elevar su remuneración de 1.646.000 pesetas a 1.850.000, tal y como habían reivindicado en un principio, aunque perdiendo la subida del 7,7% pactada en el preacuerdo.

Reestructuración

"Se ha rechazado un preacuerdo porque piden que saquemos del convenio la reestructuración, cuando todavía no está cerrado", explicó García Moreno.

El comité apoyó la reestructuración prevista por la empresa "porque el Metro tiene una estructura caduca", según explicó un portavoz sindical. "Pero por ello hemos pedido el mantenimiento de la actual plantilla".

Por su parte, la huelga de la EMT convocada para el próximo jueves por la llamada Plataforma Sindical podría tener una solución si, como creen CC OO y UGT, los trabajadores aprueban en la asamblea prevista para hoy el preacuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Madrid y que prevé una subida del 12%, incluyendo todos los conceptos, según Gregorio Ginés y Bernardo López, portavoces de CC OO y UGT en la EMT.

"La plataforma ha convocado una huelga contraria a un acuerdo en fase de debate y pendiente de aprobación por los trabajadores", explicó Ginés. "Además el paro es de dudosa legalidad porque los convocantes se han negado a negociar los servicios mínimos". Para estas centrales sindicales la reivindicación de la plataforma -subida del 7,5% más 25.000 pesetas al mes para toda la plantilla- es "irreal al suponer un aumento de más del 30%".

Por último, CC OO y UGT mantienen la convocatoria de la única huelga que patrocinan: la de los autobuses interurbanos, para los días 16, 18, 23, 25 y 30 de marzo, desde las dos de la tarde del día fijado hasta la misma hora del siguiente. Los sindicatos creen que ésta "es la única huelga normal, aunque coincide con la de la EMT".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción