Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Emilio Murcia Navarro, diputado y catedrático

Emilio Murcia Navarro, diputado socialista en el Parlamento regional de Asturias y ex consejero del Gobierno autónomo, recibió ayer sepultura en Oviedo, donde falleció a consecuencia de un cáncer de pulmón que le había sido detectado hace dos años. A causa de la enfermedad, Murcia, que compaginaba sus tareas políticas con su actividad académica como catedrático de Geografía Humana de la universidad de Oviedo, dimitió en enero pasado como consejero de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda del Gobierno asturiano.Murcia era natural de Villatoya (Albacete), donde había nacido hace 45 años. Licenciado en Filosofía y Letras, rama de Geografía, se trasladó a Oviedo, en cuya universidad contribuyó a introducir esta disciplina. Fue decano de la facultad de Geografía e Historia, y posteriormente, vicerrector de Ordenación Académica y de Profesorado.

Militante de izquierdas, participó en el movimiento universitario antifranquista, y con anterioridad había tenido un destacado protagonismo en Acción Católica Rural. En alguna ocasión declaró que su ideario le había llevado a Asturias, tierra que desde siempre le había atraído por su simbología en la historia del movimiento obrero. Se afilió al PSOE en 1973, y en 1987 fue nombrado consejero del segundo Gobierno de Pedro de Silva. Con anterioridad, Murcia había sido director del Instituto Geográfico Nacional y presidente del Consejo Superior Geográfico.

Entre sus obras como investigador figura el libro Las villas costeras en el sistema urbano asturiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 1990