Inquietud e irritación en Marruecos por el conflicto

A pesar de la normalización el miércoles de la situación, en el puerto de Alicante, los marroquíes seguían ayer con inquietud e irritación la situación en los de Algeciras, Málaga y Almería. La totalidad de los partidos políticos marroquíes, a través de sus órganos de prensa, insertó ayer durísimos artículos contra lo que el periódico comunista Al Bayan llamaba "xenofobia y exigencias inaceptables". Según este diario, los marroquíes bloqueados en los puertos españoles, especialmente en Algeciras, son "objeto de discriminación y de medidas arbitrarlas, incluso por parte de las autoridades españolas".Los comentarios de la mayoría de las 700 personas llegadas ayer a Nador (norte de Marruecos), vía Melilla, después de haber sido obligadas a pasar cinco largos días en el puerto de Málaga, acentuó la irritación en Marruecos, donde los medios políticos no ocultan su inquietud de que la situación, en caso de continuar, "pueda degenerar en consecuencias nefastas".

Más información

Por su parte, el periódico El Itihad al Ichtiraki afirmaba ayer: "La situación de los marroquíes en Algeciras se deterioró de una manera alarmante". El diario socialista pidió al Gobierno marroquí que tome las medidas pertinentes para proteger a "nuestros ciudadanos en peligro en Algeciras".

Después de dos días con un auténtico tono bélico, la prensa del partido nacionalista Istiqlal, L'Opinion y Al Alam, se limitaban ayer a informar, pero en su primera página, de lo que llama "persistencia del peligro".

Sin embargo, en las ciudades marroquíes limítrofes con España, particularmente Tetuán y Nador, la población vive desde hace cuatro días al compás de lo que pasa al otro lado del Estrecho. "O bien se exagera o bien se minimiza. En ambos casos, el impacto sobre los habitantes es tremendamente negativo", declaró a EL PAÍS una fuente de la Gobernación de Tetuán. "Esperamos que esto se acabe por el bien de los dos países", precisó.

Complejo portuario

Mientras los rumores de lo que los marroquíes llaman un brote de xenofobia y de discriminación en Algeciras se extendían en Marruecos, el rey Hassan II inauguraba el miércoles en Agadir, en presencia del ministro español de Obras Públicas y Urbanismo, Javier Sáenz Cosculluela, el nuevo complejo portuario de Agadir, realizado gracias a un préstamo del Gobierno español de 160 millones de dólares, reembolsables en 25 años con una tasa reducida del 4%.

Este complejo, que se compone de un puerto comercial, otro de pesca y otro de recreo, dotado de todos los equipamientos e infraestructura de base, incrementará las potencialidades turísticas, agrícolas y mineras del sur marroquí, cuyos habitantes representan el 12% de la población total del país.

Cosculluela se entrevistó con el monarca marroquí, con quien analizó la actual situación de los marroquíes bloqueados en los puertos del sur español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción