Desarticulada una red de falsificadores chinos con 900 permisos de trabajo

La policía ha desarticulado en Madrid una red de falsificadores chinos que proporcionaban documentos ilegales a extranjeros residentes en España. Entre el material incautado a los detenidos había 900 permisos de trabajo. El principal responsable de la red es Weng Feng, de 33 años, con quien colaboraba su esposa, Ruan Son Yin, de 34, y el ciudadano francés Dominique Kam, de 35. Los tres han sido puestos a disposición judicial. Fuentes policiales indicaron que aún queda por detener al ciudadano chino Han Lin Li, de 40 años, que se encuentra en paradero desconocido. La policía intervino a los detenidos 13 millones de pesetas en moneda española y extranjera, 900 tarjetas del permiso de trabajo tipo C, diversos pasaportes nacionales chinos, numerosas tarjetas de residencia en blanco y seis sellos de diferentes organismos oficiales. También fueron incautados dos documentos de identidad a nombre del matrimonio Wen, si bien ninguno de los dos goza de nacionalidad española, así como un ordenador-fax valorado en 1,7 millones de pesetas, una máquina de escribir y diversos útiles para la falsificación de documentos.Las investigaciones se iniciaron hace seis meses, cuando agentes de la Brigada Provincial de Documentación descubrieron a numerosos chinos en posesión de permisos de residencia falsos o con pasaportes ilegales. La policía averiguó que un gran número de residentes ilegales chinos en España se reunían en un restaurante de la calle de Silva y en otro de la calle del Marqués de Corbera, propiedad de Han Lin Li, donde se les informaba de cómo obtener permisos de residencia falsos. La organización había logrado extender sus tentáculos a Cataluña, Andalucía, Castilla-La Mancha y Valencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción