Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA desmiente los rumores sobre una tregua y se atribuye los últimos atentados

AITOR GUENAGA La organización terrorista ETA se ha atribuido, en un comunicado en euskera enviado al diario Egin, el atentado efectuado el pasado 30 de enero en Galdakao, en el que resultó muerto el agente de policía Ignacio Pérez Alvarez, así como de la carta bomba enviada a un policía en Basauri, que fue desactivada sin causar víctimas. También se responsabiliza de la colocación de artefactos en concesionarios de vehículos franceses. Estas acciones desmienten los rumores que apuntaban a una virtual tregua de la organización terrorista, como paso previo a una nueva ronda de conversaciones con el Gobierno, y refuerza la teoría de que mantiene abiertos todos sus frentes de lucha.

En el comunicado, el primero de ETA en lo que va de año, la organización terrorista arremete contra la postura del Gobierno: "En lugar de abrir un camino, aunque fuese el más mínimo para la paz, los dirigentes de la Moncloa quieren incrementar el duro enfrentamiento por todos conocido, plegándose sin ningún esfuerzo al mandato de los verdaderos poderes ejecutivos del Estado".Asimismo, la organización terrorista critica la posición que mantienen el Partido Nacionalista Vasco y Euskadiko Ezkerra en el debate sobre el derecho de autodeterminación y, en concreto, su propuesta no de ley: "¿Cómo es posible proclamar que se admita en el primer párrafo el derecho a la autodeterminación que se debe a nuestro pueblo y, en el segundo, por el contrario, se acepte la preminencia de la Constitución española que lo niega y lo dificulta?"

ETA, sin embargo, no duda en elogiar "la iniciativa emprendida por Euskaria y la Liga Intemacional por los Derechos de los Pueblos para conseguir el reconocimiento del derecho de autodeterminación para Euskal Herria por encima de todos los partidismos".

Manifestación en Pamplona

Estos organismos han convocado una manifestación para el próximo domingo en Pamplona bajo el lema Herri bat gara: Autodeterminazioa (Somos un pueblo: Autodeterminación). Tanto el Partido Nacionalista Vasco como Eusko Alkartasuna han señalado que no van a apoyar dicha concentración y han aconsejado a sus bases que no acudan a la misma.

Por otro lado, miembros del equipo de desactivación de la Guardia Civil (GEDEX) hicieron estallar al mediodía de ayer un artefacto adosado a los bajos de un vehículo de un guardia civil en la localidad vizcaína de Ortuella. Sobre las 10.50, el equipo GEDEX había sido alertado por el propietario de un coche Seat Panda matrícula B-7618, que descubrió la bomba al realizar una inspección de rutina.

Artefacto desactivado

Los artificeros, en un principio, intentaron desactivar la carga mortífera, pero al ver la dificultad de la operación, optaron por hacer estallar el artefacto con un robot. La parte delantera del vehículo quedó destrozada.

El propio gobernador civil de Vizcaya había ordenado expresamente que no se corriera ningún riesgo en la operación.

Además, en la madrugada del pasado lunes, efectivos del GEDEX desactivaron otra bomba, compuesta por un matenal muy sensible, aunque desconocido, según indicaron fuentes de la Guardia Civil, que se encontraba escondida en una bolsa de basura en la parte delantera de la Delegación de Correos de la población de Ortuella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 1990

Más información

  • Dos artefactos hacen explosión en la localidad vizcaína de Ortuella