Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo presidente hondureño supedita la paz al desarme en Centroamerica

Tegucigalpa

La paz en Centroamérica se conseguirá con "la reducción de los ejércitos y la eliminación de armas ofensivas", aseguró ayer el nuevo presidente de Honduras, Rafael Callejas, en su discurso de toma de posesión.

"Debemos aplicarnos al cultivo metódico y sistemático de la democracia para que nadie en la región se sienta amenazado por los tanques y los soldados" , agregó Callejas. El nuevo presidente hondureño, de 46 años y conservador moderado, expresó su satisfacción por los esfuerzos realizados en los últimos años por su antecesor, el liberal José Azcona, y sus homólogos centroamericanos en busca de la pacificación del istmo.

"Los esfuerzos pacifistas de los gobernantes centroamericanos tienen sus frutos. Un proceso electoral se encuentra en marcha en Nicaragua. La opción política y negociada triunfó sobre el lenguaje de muerte de los rifles", dijo Callejas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1990