Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ELA-STV critica la potenciación de la contratación temporal

El secretario general del sindicato mayoritario de Euskadi, ELA-STV, José Elorrieta, criticó, en su informe de apertura del séptimo congreso confederal, que comenzó ayer en Bilbao, "la política centralista, la interpretación restrictiva y el recorte de competencias" por parte del Gobierno central del Estatuto de Gernika. La ponencia económica -aprobada ayer- recoge un análisis sobre el cambio de la tendencia económica, "que está enriqueciendo a los empresarios, mientras se acentúan las políticas de contratación temporal y no se produce una reducción escalonada de la jornada laboral".

El lehendakari del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, que ofreció también un discurso en el acto inaugural, abundó en esta idea calificando de "planteamiento cicatero" la política de la Administración estatal "que pretende estrechar y estrangular nuestra capacidad, intentado negar la especificidad que en Euskadi existe también en el mundo de las relaciones laborales". Sin embargo, Elorrieta no dudó en criticar la "posición neutra en materia de relaciones laborales del Ejecutivo autónomo, porque la neutralidad -dijo- significa frenar dinámicas y dar oportunidad a los diseños centralistas".En este sentido, los delegados sindicales aprobaron la ponencia ELA: Desarrollo institucional y sociedad vasca en la que se recoge que "la autodeterminación es un derecho irrenunciable del pueblo vasco".

ELA-STV, inauguró ayer con el lema Euskadiko Sindikatoa (El Sindicato de Euskadi) su VII congreso confederal bajo el signo de la reorganización y la profundización de su participación en la sociedad. Al congreso, que cuenta con la participación de 636 delegados, han acudido más de 50 delegaciones nacionales e internacionales.

"Tenernos que tener la capacidad de aglutinar en nuestro seno al conjunto de los sindicalistas abertzales, ya que en un futuro próximo pretendemos ser el único sindicato abertzale de Euskadi", indicó a este periódico el actual secretario general de ELA, José Elorrieta. El paso de una afiliación neta del 4,71% en 1988, al 7,99% en 1989 y la obtención de 5.616 delegados (32,22%) en las elecciones sindicales de 1986 apuntalan esta pretensión.

A juicio de Elorrieta este congreso marca una etapa nueva, aunque no se plantee un cambio de modelo sindical. El balance de los 14 últimos meses en el campo organizativo fue considerado por el secretario general de ELA como "una pequeña revolución silenciosa, suave y firme". Cerrada ya la crisis de 1988, que se saldó con la destitución del anterior secretario general, Alfonso Etxeberria la central vasca encara el futuro con la posibilidad incluso de que el sector escindido en 1976 (ELA-STV-Askatu) se integre de nuevo en el sindicato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 1990

Más información

  • El sindicato abrió ayer su 7º congreso confederá