GENTE

Rosario Murillo,

la ex compañera del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha provocado una importante polémica tras el anuncio de la convocatoria del I Congreso de Brujos, a celebrar en su país el próximo mes de marzo. Pastores evangélicos identificados con la revolución sandinista han llegado a solicitar al presidente Ortega la suspensión del congreso por "ser cosa de Satanás". Rosario Murillo, poeta y directora del Instituto Nicaragüense de Cultura, ha calificado a sus detractores de "personas ingenuas". Daniel Ortega también ha participado en la polémica afirmando que "no debemos temer la celebración de un congreso de esa índole, porque siempre han existido brujos en Nicaragua". "Si el hombre está en comunicación con Dios no debe tener temor de brujos", dijo Ortega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de enero de 1990.