Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

La negativa a una censura previa provoca un intento de cese del director de informativos de Telemadrid

El secretario general y director general en funciones de Telemadrid, Guillermo Montes, solicitará mañana, lunes, al consejo de administración del ente autonómico madrileño el cese del director de los servicios informativos, Fermín Bocos, según fuentes del citado canal. Montes justifica esta destitución por la negativa de Fermín Bocos a informarle previamente del contenido del telediario que la emisora autonómica madrileña emite a las nueve de la noche. Ayer por la tarde no fue posible localizar a Montes, que se encontraba de viaje fuera de España.

El informativo de Telemadrid que dirige Fermín Bocos en tan sólo tres meses de emisión ha conseguido captar el interés de 1,6 millones de madrileños, lo que supone el 40%. de los telespectadores de la capital.Los motivos que han conducido a proponer la destitución de Fermín Bocos se remontan a la Navidad, en vísperas de que se produjera la muerte del director general del ente, Javier García, que padecía un cáncer terminal. Según fuentes de la televisión madrileña, durante las vacaciones de Navidad y en ausencia de Fermín Bocos y la mitad de la plantilla de los servicios informativos, el alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún, tomó la iniciativa de plantar un árbol en la capital por cada niño que nacía.

Montes consideró este hecho como algo relevante, por lo que llamó a Hilarió Pino, presentador del informativo de las nueve de la noche, para pedirle que enviara un equipo que filmara el hecho y lo retransmitiera a esa misma hora. Pino explicó que la precariedad de los medios de que disponía en ese momento debido a las vacaciones navideñas impedían recoger el acontecimiento y difundirlo, como pretendía Montes.

Días después, a raíz de este hecho, el secretario general solicitó al presentador del telediario y responsable en ese momento de los servicios informativos que a partir de ese día debía enviarle con dos horas de antelación a la emisión del informativo el contenido detallado del mismo.

Comunicación previa

Tras la muerte del director general de Radiotelevisión Madrid, Javier García, y al reincorporarse Bocos a su puesto de director de informativos después de las vacaciones, Montes le requirió, en presencia del director de Telemadrid, Pedro Erquicia, para que le comunicara diariamente por telefax a las siete de la tarde el contenido del noticiario.Según fuentes de Telemadrid, Fermín Bocos consideró la propuesta como pérdida de confianza ante la dirección en funciones del ente y como un gesto de censura previa, que contravenía sus principios sobre lo que debe ser un servicio informativo. "Eso va en contra de mis principios, y yo no tengo dudas sobre esas cuestiones", respondió Fermín Bocos a Montes al tiempo que le señalaba su negativa a remitirle por fax previamente la escaleta de los telediarios.

Fuentes de Telemadrid aseguran que este incidente ha coincidido con la emisión en directo de la cena organizada en Madrid por el sector crítico del CDS, que propone la reestructuración de la Ejecutiva del partido en la capital y la sustitución del secretario general, José Ramón Caso. Sectores oficiales del CDS, al que pertenece Montes, habrían presionado

La medida, que ha sido comunicada oficialmente a Bocos y Erquicia por Montes, y que será propuesta el próximo lunes al consejo del ente, podría estar relacionada tambión con la negociación que el alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún, perteneciente al sector oficial del CDS, mantiene estos días con responsables de Telemadrid para la cesión municipal de terrenos donde se ubique la sede del canal televisivo, cuyas oficinas se encuentran actualmente dispersas por Madrid.

La propuesta de destituir a Fermín Bocos no cuenta con el apoyo del PSOE. Manuel de la Rocha, consejero de Telemadrid en representación del PSOE precisó ayer que "Guillermo Montes es secretario general y tiene delegadas por el consejo de administración algunas de las funciones de la dirección general, pero en ningún caso la posibilidad de cesar o proponer el cese de ningún alto cargo, competencia que la ley reserva exclusivamente al director general. Los consejeros socialistas no tenemos ningún indicio de conducta reprochable del director de los informativos, que por el contrario está haciendo un excelente trabajo profesional. Por tanto no vamos a apoyar ningún reproche o sanción contra él".

Los responsables del Partido Popular no pudieron ser localizados ayer por este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de enero de 1990