Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa del Este se aproxima a Israel

El Gobierno polaco ha transmitido al Ministerio de Exteriores israelí su deseo de renovar relaciones oficiales a mediados de febrero, tras 23 años de ruptura. El anuncio coincide con la visita del ministro de Exteriores húngaro, Gyula Horn, y de una delegación checoslovaca encabezada por el jefe del Departamento de Oriente Próximo del Ministerio de Exteriores de este país. También Yugoslavia ha anunciado el envío de una misión.

¿Por qué esta voluntad de renovar ahora relaciones con Israel, que fue castigado en junio de 1967 por haber ganado la guerra contra los países árabes? Una de las grandes razones es la liberación de la tutela soviética de los países de la Europa del Este. Todos ellos excepto Rumanía, imitaron a la URSS en su ruptura con Tel Aviv. Reanudarlas es afirmar su independencia ante Moscú.Pero no es esta la única razón. En el marco de la apertura hacia Occidente, los países del Este incluyen también a Israel en esta reorientación política Piensan que Estados Unidos les recompensará con créditos más que generosos. Europa del Este está también interesada en el mercado israelí -está a punto de concluirse un acuerdo para la venta de carbón polaco-, y por aventuras conjuntas, como las fábricas modernas construidas en Europa oriental con tecnología de vanguardia israelí y créditos norteamericanos.

Por otra parte, Polonia Hungría, Checoslovaquia y la RDA son conscientes de la deuda moral con el Estado de Israel que representari,simbólica e históricamente, las masas de judíos exterminados en Europa bajo el dominio nazi en una atmósfera de antisemitismo propicia. "Mi país trabaja actualmente por desarmar los restos de antisemitismo, herencia de la guerra", afirmó Gyula Horn durante su entrevista con el primer ministro israelí, Isaac Shamir. Por su deseo de no polemizar con su visita húngara los dirigentes israelíes no revelaron que el antisemitismo estaba muy implantado en Hungría (como en Polonia y Rumanía) mucho antes de la ll Guerra Mundial, e incluso de la Primera.

El hecho es que el antisemitismo, más o menos controlado por los regímenes comunistas, estalla hoy Con la liberación de estos países de las dictaduras y el inicio de una vía democrática, pluralista.

Se conoce ya la actividad antisemita de Pamiat, organización nacionalista rusa, en la URSS. Según varios periodistas judíos de ese país, llegados a Jerusalén para asistir al Congreso de Medios de Comunicación Judíos en el Mundo, organizaciones y grupos antijudíos crecen en Rusia, en Ucrania y otros lugares "como setas después de la lluvia de... perestroika".

"Estas organizaciones antijudías han nacido de una miciativa de base, no por órdenes llegadas desde arriba. Son populares, compuestas por obreros y gente del pueblo. A veces también intelectuales se ponen a la cabeza de un movimiento antisemita. Así, varios miembros de la Unión de Escritores de la Federación Rusa exigen la exclusión de escritores judíos de la misma", dice Mijail Chelnov, presidente de la comunidad judía en la URSS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 1990

Más información

  • Una eventual recompensa en créditos de EE UU impulsa el acercamiento