Solchaga se compromete a recomendar una banda salarial cuando se definan las fuerzas sociales

La patronal ha solicitado al Gobierno estar presente en los acuerdos de política laboral a los que llegue el Ejecutivo con los sindicatos dentro del proceso de concertación. Esta propuesta ha sido planteada en la mesa bilateral que ambas partes celebraron ayer y en la que se estableció el orden y el calendario de los ternas a negociar. El ministro de Economía, Carlos Solchaga, señaló que reducir la inflación este año "exigirá un pequeño esfuerzo", y dio su "palabra de honor" de que diría la banda salarial compatible con este objetivo, aunque sólo después de que lo hagan las fuerzas sociales. La reunión entre la patronal y el Gobierno se desarrolló en un buen clima, según destacaron ambas partes.

Ante la petición de los empresarios de poder alcanzar acuerdos tripartitos en todo lo que se refiera a la política laboral, los del Ejecutivo no han puesto objeción de principio, fundamentalmente en lo que respecta al salarlo mínimo, la formación profesional y la cobertura de desempleo.En declaraciones posteriores a la reunión con los empresarios, el ministro de Economía, Carlos Solchaga, se comprometió ante la opinión pública "a decir cuál es el incremento salarial compatible con reducir el diferencial de inflación con la CE", siempre y cuando sindicatos y empresarios evalúen antes cuál es la banda salarial que sería la más adecuada para alcanzar este objetivo.

A su juicio, reconducir la inflación no requerirá este año un "sacrificio importante". Pero no todo está en manos de la política económica del Gobierno. 'En parte, depende también de cómo se fijen los salarios". Pero a este respecto, Solchaga eludió ir por delante en sus recomendaciones y recordó que en la concertación de este año no está previsto acordar la banda salarial.

La política presupuestaria, la fiscal y el comercio exterior, serán los primeros temas que los representantes del Gobierno y de los empresarios comiencen a debatir en los próximos días. Aunque aún no está fijada la fecha de la primera reunión, ya se ha anunciado que se llevará a cabo en la segunda quincena de este mes, cuando el Gobierno tenga elaborado el cuadro macroeconómico para 1990 y exista un primer proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 1990.

Los temas con incidencia en los presupuestos serán, pues, los primeros que ambas partes aborden en las futuras mesas bilaterales, tal y como lo hará hoy el Ejecutivo con los sindicatos.

El ministro de Economía, Carlos Solchaga y el de Trabajo, Manuel Chaves encabezaron la representación del Gobierno. En lugar del titular del Ministerio para las Administraciones Públicas, Joaquín Almunia, acudió a la cita el subsecretario de este departamento, Juan Ignacio Moltó.

Por parte de la patronal CEOE estuvieron presentes en el encuentro, Juan Jiménez Aguilar, secretario general de la confederación y el responsable del departamento económico, José Folgado, entre otros. Ambas delegaciones se reunieron ayer para fijar el calendario, la metodología de trabajo y los temas de negociación.

Las dos partes acordaron convocar, de manera inmediata una comisión para tratar temas de comercio exterior y formar una mesa aparte para tratar de los problemas derivados de la entrada en vigor del mercado único europeo. Los empresarios expresaron también, en este foro, su preocupación porque no se ha terminado de discutir el decreto sobre cotizaciones a la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de enero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50