Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavaco Silva elimina del Gobierno portugués a destacados líderes del PSD

El primer ministro portugués, Aníbal Cavaco Silva, procedió el martes al primer reajuste del Gobierno mayoritario que preside desde julio de 1987, dos semanas después de la derrota de su partido, el Socialdemócrata (PSD), en las elecciones municipales. La remodelación representa un cambio profundo si se tiene en cuenta la importancia de los ministerios afectados y el que sus anteriores titulares son destacados líderes del PSD.

Uno de los destituidos, el ex ministro, de Defensa, Eurico de Melo, era también viceprimer ministro y vicepresidente del PSD y, a sus 63 años, una de las figuras tutelares del partido gubernamental, un patriarca que desempeñó un papel fundamental en lafamilia socialdemócrata desde la muerte de su fundador, Francisco Sá Carneiro.Por su parte, Miguel Cadilhe, ministro de Hacienda de los dos Gobiernos de Cavaco Silva, era oficialmente el padre de la política económica y financiera del Ejecutivo, mano derecha de Cavaco. Álvaro Barreto, ministro de Agricultura, el hombre que con 11 años de acción gubernativa, nueve de ellos a la cabeza de varios ministerios, ostentaba el récord de longevidad en el poder desde la transición democrática. Leonor Beleza, la dama de hierro del Ministerio de Sanidad, fue hasta hace escasos meses una de las figuras emblemáticas del Gabinete. Y el quinto miembro del Gobierno despedido, Silveira Godinho, titular de la Administración Interior, protagonizó la célebre guerra de la policía, que enfrentó en las calles de Lisboa a los sindicalistas policiales y a sus colegas del cuerpo de antidisturbios.

Exigida desde antes de los comicios de diciembre por todos los grupos de la oposición y por sectores importantes del partido gubernamental, la esperada crisis tomó por sorpresa a los medios políticos portugueses por su forma repentina y por la manera en que Cavaco Silva colocó a los dirigentes de su propio partido ante el hecho consumado de las dimisiones y sustituciones.

La sorpresa fue también mayúscula respecto a los nombres de los nuevos ministros. Tal vez con la única excepción de Miguel Beleza, el nuevo ministro de Finanzas, que había sido citado como posible sucesor de Cadilhe. Sin'embargo, los semanarios portugueses del pasado fin de semana daban aún al actual secretario de Estado, Tavares Moreira, como el más probable nuevo responsable de la política económica.

En los ministerios de Sanidad y Agricultura, el relevo acentúa la continuidad con el ascenso de Arlindo de Carvalho y de Arlindo Cunha, que eran, respectivamente, secretario de Estado de la Seguridad Social y de Agricultura. Fueron inesperados los nombramientos de Carlos Brito, segundo vicepresidente del PSD y candidato derrotado a la alcaldía de Oporto, para Defensa, y de Manuel Pereira, actualmente diputado en el Parlamento Europeo, para Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de enero de 1990

Más información

  • Sorpresa ante los nuevos nombramientos