Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España presta 4,5 billones para mantener los tipos de interés

El Banco de España facilitó ayer cerca de 4,5 billones de pesetas a las instituciones financieras, mediante cuatro operaciones distintas, en un intento de impedir que los tipos de interés en los mercados interbancarios se disparen hasta superar con creces el 16% en operaciones a un día. Las tensiones en los mercados monetarios, innecesarias en opinión de los responsables del banco emisor, forzaron una intervención desconocida hasta ahora por el volumen de dinero que se movió.El cierre de la decena monetaria, que coincide con el fin del ejercicio actual provocó movimientos en las tesorerías de las instituciones financieras de cara a lograr cubrir el coeficiente de caja que bancos y cajas de ahorro tienen ordenado. Los temores a nuevos movimientos hicieron que el tipo de interés en los mercados monetarios subiera hasta situarse muy cerca del 16%.

El Banco de España proporcionó 1,98 billones de pesetas en préstamos de regulación monetaria, al tipo de interés tradicional del 14,5 %, en su primera intervención. Como esta inyección de liquidez no fue suficiente, proporcionó algo más de 201.000 millones de pesetas contra venta de activos públicos al 14,45%, ligeramente por debajo del precio de intervención. Poco después retiró 37.000 millones de pesetas del sistema mediante cesión de letras del Tesoro al 11,75% de interés y, finalmente, tuvo que volver a prestar dinero a las instituciones financieras por valor de 2,2 billones de pesetas, contra garantía personal de las entidades ya que los tipos de interés seguían presionando al alza.

De hecho, en la sesión de la mañana los tipos de interés se acercaron al 15,85% para operaciones a un día y las intervención de las autoridades monetarias produjo una reducción del precio de las operaciones hasta situar los tipos de interés en una banda que oscilaba entre el 15,15% y el 15,25%. Sin embargo, en las primeras horas de la tarde los tipos se volvieron a elevar hasta situarse en el 15,60%, lo que se interpretaba como un cierto fracaso de la intervención del Banco de España que no lograba reducir la presión al alza.

Impuestos

A las tradicionales tensiones monetarias de los últimos días del año, en el resto de los países europeos suelen producirse elevaciones de los tipos de interés para operaciones a un día bastante más fuertes que las registradas en España, se ha unido en esta ocasión el elevado coeficiente de caja que soportan las instituciones financieras, agravado en esta ocasión por la reclasificación de activos que ha tenido lugar desde principios del verano.El coeficiente de caja, establecido en el 19% de los pasivos computables de bancos y cajas de ahorro, exige subastas cercanas a los dos billones de pesetas por término medio. Pero el cierre del ejercicio ha coincidido con la contabilización como pasivo de parte de las cesiones de activos y, además, ha coincidido con el pago de impuestos retrasado en algunos casos desde el pasado mes de junio, como es el caso de la liquidación del impuesto sobre la renta, y en otros impuestos desde algo menos de tiempo.

Las tensiones en los tipos de interés en los mercados monetarios se mantendrán en los próximos días hasta que se vayan absorbiendo el pago de impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 1989

Más información

  • Tensiones ante el cierre del ejercicio