LA BATALLA POR EL VOTO EN GALICIA

Aznar advierte al PP del riesgo de un pucherazo de los socialistas

El Ferrol / Santiago de Compostela - 09 dic 1989 - 23:00 UTC

José María Aznar, vicepresidente nacional del PP y presidente del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, acusó ayer públicamente a los socialistas de ser capaces de "hacer trampa" para ganar las elecciones gallegas del próximo día 17 y advirtió sobre la posibilidad de que se esté preparando un pucherazo. Por su parte, los socialistas consideran estas insinuaciones como "un insulto a los gallegos". El vicesecretario general del PSOE gallego, Carlos Príncipe, dijo ayer que las manifestaciones de los dirigentes del PP son "una vergüenza".

Aznar, que ya había expresado esta misma idea en un mitin celebrado la noche del viernes en Lalín (Pontevedra), exhortó a los militantes y simpatizantes del PP a extremar la vigilancia el día de las elecciones y durante el recuento de los votos. Con referencia a los socialistas, aunque sin nombrarlos, Aznar dijo: "Son capaces de todo, son capaces de hacer trampa, con tal de seguir mandando, con tal de seguir donde están".El nuevo líder del PP fue asimismo crítico con la continuidad de todos los ministros en el nuevo Gobierno de Felipe González y especialmente con la actuación de los titulares de las carteras de Economía, Interior y Justicia. Entre los enfervorizados aplausos de sus seguidores, Aznar acusó al último de ellos de ser "el responsable de que todos los españoles hayamos tenido que soportar que un etarra se haya colado en el Congreso".

Aznar acompañó a Manuel Fraga, presidente del PP y candidato a la presidencia de la Xunta de Galicia, en un multitudinario mitin celebrado en el recinto ferial de El Ferrol (La Coruña), que reunió a unas 3.000 personas. El acto, concebido como una manifestación de solidaridad por parte del resto de comunidades autónomas, congregó en una comida popular a varios millares de militantes (entre 6.000 y 7.000, según la organización) procedentes en su mayoría del resto de España.

Manuel Fraga, emocionado y en ocasiones al borde del llanto, tuvo una intervención breve y deslavazada -por primera vez en esta campaña, en castellano- en la que se identificó con lo que él llama "el verdadero nacionalismo", que definió como "el de todos juntos en una España grande".

El vicesecretario general del PSOE de Galicia, Carlos Príncipe, calificó las insinuaciones hechas por Aznar como "un insulto a los gallegos" durante un mitin en La Estrada (Pontevedra), en el que también participó el candidato socialista a la reelección como presidente de la Xunta, Fernando González Laxe. Éste ha abandonado en los últimos días los ataques a Fraga y, tras subrayar la conveniencia de formar una "mayoría de progreso", resalta que Galicia necesita un Ejecutivo "dialogante y sin crispaciones".

Por su parte, el líder centrista, Adolfo Suárez, afirmó en Orense que "el CDS no tiene compromiso alguno con el Partido Popular ni con el PSOE. "No haremos pactos de legislatura, sino que trataremos de llegar a acuerdos sobre temas concretos, pero sin entrar en un Gobierno de coalición", insisitió. Agustín Rodríguez Sahagún, alcalde de Madrid, opinó en Santiago de Compostela que el CDS sera "la levadura" del proceso de diálogo y trasparencia que Galicia necesita y que actuará como "conciencia crítica y social".

La campaña entra mañana en su recta final. El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, protagonizará el próximo miércoles un mitin en Orense, en el que intervendrá también González Laxe. Igualmente está prevista la presencia en los próximos días del portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, en apoyo del candidato de Coalición Galega, Xosé Luis Barreiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de diciembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50