Dos muertos en el Campo de Gibraltar y en Huelva a causa de las lluvias

El temporal de lluvias que ha venido azotando la zona del Campo de Gibraltar (Cádiz) durante cuatro días consecutivos, se cobró su primera víctima el pasado miércoles por la noche, en el término municipal de Jimena de la Frontera. Antonia Castro Pérez, de 21 años, vecina de San Roque, murió después de que se viera arrastrado por las aguas el vehículo en el que viajaba. Otros cuatro ocupantes del mismo vehículo resultaron ilesos.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Algeciras mantiene abierta una investigación para esclarecer las causas que motivaron la muerte de la joven, sobre cuyo cuerpo se practicó la autopsia, sin que se conozcan aún los resultados.

[Asimismo, un hombre, cuya identidad no había sido facilitada anoche, falleció ahogado en las Marismas de Hinojos (Huelva) cuando intentaba salvar de la riada a unos caballos, informa Europa Press.]

En La Línea, alrededor de 150 personas permanecen alojadas en hostales y en edificios municipales. El viceconsejero de Gobernación de la Junta, José María Díez Miguelez, visitó ayer ésta y otras poblaciones del Campo de Gibraltar para anunciar el inmediato libramiento de ayudas económicas que podrían comenzar a llegar a los ayuntamientos el lunes o el martes.

De otro lado, el grupo ecológista Verdemar denunció ayer ante un juzgado de San Roque a la refinería Gibraltar de Cepsa por efectuar vertidos, aprovechando las lluvias, en el arroyo La Napoleona contiguo a las instalaciones de esta industria.

Teniente desaparecido

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otra parte, efectivos de la Armada continuaban a media tarde de ayer las tareas de búsqueda del teniente de navío Raúl Pampillo Veiga, de 30 años, que se estrelló, el pasado martes, con el avión que pilotaba, un Harrier Bravo, en el mar, a cuatro millas de la base aeronaval de Rota (Cádiz), informa Antonio Yélamo. El siniestro se produjo cuando el avión se aproximaba a Rota, junto con otro aparato similar, procedentes de Zaragoza, en vuelo de inspección.Las fragatas Cataluña y Numancia, helicópteros y un avión P-3 Orion, del Ejército del Aire, participaron en los trabajos de búsqueda sin que hasta ayer encontraran resto alguno del aparato siniestrado.

Fuentes del cuartel general de la flota, con sede en Rota, indicaron que, dados los resultados negativos, la búsqueda en superficie se va a descartar y se centrará ahora la actividad en la búsqueda en el fondo marino del punto en donde cayó el avión, situado frente a la playa de La Ballena, en Rota, lugar que tiene una profundidad de 23 metros. Con este fin se han incorporado a las tareas submarinistas de la Armada, así como los buques hidrógrafos Pollux y Malaespina.

En la tarde de ayer, un buque de la Armada, con instrumentos de alta precisión, detectó un objeto metálico, aunque no se pudo confirmar que se tratara del Harrier desaparecido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS