Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amedo y Domínguez solicitan de nuevo a la Audiencia su puesta en libertad

Gonzalo Casado, abogado defensor de los policías José Amedo y Michel Domínguez, solicitó ayer nuevamente la libertad para sus clientes, por considerar que se les está causando un mal innecesario y sin utilidad justificada.

Los agentes, procesados por su intervención en la organización de atentados terroristas de los GAL, se encuentran en prisión preventiva desde julio de 1988. Ésta es precisamente la razón invocada por el abogado para solicitar la libertad, en este caso por cuarta vez. En su opinión no existe garantía de que el juicio contra sus clientes pueda celebrarse aunque se agote el plazo máximo de prisión provisional, por lo que a su entender la función cautelar de la prisión preventiva desaparece y se torna en desviado cumplimiento anticipado de penas no impuestas.

El tribunal dará ahora traslado a las partes del proceso para que se pronuncien sobre la pertinencia de la libertad de los policías. En medios jurídicos existe gran expectación por conocer la postura del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eladio Escusol, sobre el tema. En los mismos medios se recuerda que el fiscal Ignacio Gordillo, antiguo encargado del caso, fue apartado del mismo por Escusol, tras oponerse a la libertad de Amedo, en discrepancia con su superior jerárquico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 1989