Miguel Argaya gana con 'Luces de gálibo' el Premio Rey Juan Carlos de poesia

El séptimo premio internacional de poesía Rey Juan Carlos I, dotado con 700.000 pesetas y organizado por el Ayuntamiento de Marbella (Málaga), fallado ayer, ha sido ganado por Miguel Argaya Roca con su obra Luces de gálibo (una épica personal). Argaya nació hace 29 años en Valencia, es profesor de Literatura en un colegio de Talavera de la Reina (Toledo), donde actualmente reside, y ha ejercido la crítica literaria en el diario Las Provincias, de Valencia. El libro será editado en la colección Visor, de poesía.El jurado, compuesto por Luis Antonio de Villena, José María Amado, Rafael Conte, Juan Cruz, Lorenzo Saval y Luisa Castro, ganadora del premio en 1988, recomendó que se publicara también la obra finalista, Malos tiempos, original de la gaditana Mercedes Escolano. El fallo se resolvió por mayoría de tres votos a dos.

Miguel Argaya, que ya ha publicado otros libros poéticos, como Prohibido el paso a perros y poetas y Elementos para un análisis específico de los poblamientos indígenas, se mostró sorprendido por la concesión del premio. Argaya reconoció que había presentado sin éxito el mismo libro a varios premios y que no esperaba conseguir el galardón: "Te presentas con ilusión, pero crees que éstos suelen ser premios inaccesibles para gente que esté fuera de los círculos literarios".

El ganador explicó que su obra, que se inicia con una cita de Caballero Bonald, es "una memoria personal, que parte de la memoria individual para acceder a la memoria colectiva". Se trata de un libro "trabajado, no puramente sentimental, aunque externamente lo pueda parecer".

Las 700.000 pesetas del premio las dedicará "a tapar huecos". Argaya considera que la joven poesía española, a la que se destina el certamen marbellí, ya que sólo pueden presentarse autores menores de 35 años, es "de mucho movimiento; hay poesía de gran calidad, pero que quizá está siendo tapada por parte de algunos grupos y gentes". El autor entiende que, por una parte, parece que se fomenta el concurso de los autores jóvenes a través de este tipo de convocatorias, pero que, por otra, "da la impresión de que nos intentan colapsar, desprestigiando premios, revistas o antologías, que son los únicos medios para que los jóvenes se den a conocer".

El jurado considera, por su parte, que el nivel de las 177 obras presentadas ha sido el más bajo de todas las ediciones, como confirmó Luis Antonio de Villena: "Se han presentado libros con falta de personalidad, bien hechos, pero bajos de calidad. El ganador reunía una bienhechura formal, un pulimiento de la voz y un inicio de voz personal".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS