Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general que verificará la paz en Centroamérica afirma que su único escudo es moral

El general de división español Agustín Quesada Gómez, que dirigirá el contingente militar de la ONU en Centroamérica (ONUCA), aseguró ayer que "nuestro único escudo está en la fuerza moral que nos da la misión de paz que vamos a cumplir". Quesada, que partirá mañana rumbo a la zona, reconoció estar preocupado por la seguridad de los 260 observadores militares, 48 de ellos españoles, que operarán sin armas en un escenario conflictivo e inestable.

Además de Quesada, un coronel, un teniente coronel, dos comandantes y un capitán españoles se sumarán al grupo de 30 oficiales de cinco países que el próximio viernes inaugurarán el Cuartel General de ONUCA en Tegucigalpa (Honduras). El 1 de diciembre comenzará la misión de las Naciones Unidas destinada a verificar el cumplimiento de los acuerdos de paz suscritos por los cinco Gobiernos de la región.Hacia el 22 de diciembre, los efectivos de ONUCA se incrementarán con 69 observadores. En marzo de 1990, se incorporarán otros 63 y, en una fecha aún no concretada, los restantes miembros del contingente, hasta completar la cifra de 260 militares, aportados por España, Canadá, Irlanda, Colombia y Venezuela; así como personal civil de la República Federal de Alemanla (RFA).

El Cuartel General de ONUCA tendrá oficinas de enlace en todas las capitales centroamericarlas. La de Managua estará dirigida por el coronel español Manuel Maldonado La misión del contingente de Naciones Unidas, que contará con helicópteros y lanchas rápdlas para misiones de reconocimiento, durará seis meses, pro rrogables por otros seis.

Orgullo y preocupación

El general Quesada manifestó ayer su orgullo por ser el primer español designado por el Consejo de Seguridad de la ONU para dirigir una misión de paz, pero también su preocupación por la inestabilidad de la zona y la escalada de hostilidades en países como Nicaragua y El Salvador. Quesada afirmó sentirse responsable de la seguridad de los integrantes del contingente, aunque expresó su confianza en que todas las partes en conflicto respeten su condición de "hombres de buena voluntad". En todo caso, el general admitió que "en situaciones muy especiales se podría contar con la cooperación de los Gobiernos afectados" para garantizar la seguridad de los cascos azules y no descartó contactos con fuerzas irregulares. Los 48 jefes y oficiales del Ejército español de Tierra que integrarán ONUCA han sido seleccionados, entre un centenar de voluntarios, en base a su conocimiento del inglés y buena preparación flisica, entre otros criterios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 1989

Más información

  • Un español hará de enlace entre la ONU y Nicaragua