Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La batalla de Montevideo acapara el interés de las elecciones generales de hoy en Uruguay

La incertidumbre sobre si Tabaré Vázquez, de 49 años, candidato de la agrupación de izquierda Frente Amplio, ganará la alcaldía de Montevideo se ha convertido en el punto más candente de las elecciones generales de hoy en Uruguay. Los favoritos para la presidencia de la República, el blanco Luis Alberto Lacalle, 413 años, y el colorado Jorge Batlle, 62 años, presentan programas similares, de corte neoliberal.

Los 2.319.022 electores uruguayos convocados hoy a las urnas tendrán que elegir presidente y vicepresidente, 30 senadores, 99 diputados, 19 alcaldes, 589 concejales y 95 miembros de las juntas electorales. El censo presenta un electorado urbano, de mucha edad, elevada presencia de la población inactiva y alto nivel de formación.La ensalada de listas con que cada elector se verá confrontado hoy a la hora de votar exige conocimientos de alta ciencia política, para desenmarañar el complicado sistema de votación, al que, como propina, se ha añadido un plebiscito sobre una reforma constitucional. Montevideo, con más de un millón de votantes, representa más del 47% del censo electoral. Los votantes de la capital tendrán que escoger entre 90 listas con candidaturas nacionales y 80 para cargos municipales. Si se extendiesen por el suelo todas estas listas, ocuparían una superficie tres veces superior a la del campo de fútbol del estadio Centenario.

Chistes 'colorados'

La elección para la alcaldía de la capital se ha convertido en el centro principal del interés, casi por encima de la misma elección presidencial. Los favoritos para la presidencia, Lacalle y Batlle, representan de hecho la misma política. A un extraño recién llegado a Uruguay le costaría adivinar quién pertenece al partido del Gobierno y quién a la oposición. Lacalle, del opositor Partido Nacional (blanco), dice que el actual presidente, Julio Sanguinetti, del Partido Colorado, es de los mejores de América Latina. El colorado Batlle hizo campaña con el eslogan "Batlle presidente, para volver a vivir", que no parece muy considerado con Sanguinetti, su compañero de partido en la presidencia. No faltan los chistes que dicen que "los colorados son como la organización de ciegos. Están todos juntos, pero no se pueden ver".Ante las similitudes entre los favoritos para la presidencia el morbo de la elección de hoy se centra en la alcaldía de Montevideo, por la posible victoria del Frente Amplio, según pronostican las encuestas. En ocasiones anteriores el Frente Amplio estuvo a punto de ganar la alcaldía de Montevideo. En 1984 sólo le faltaron poco más de 15.000 votos. El lema del Frente Amplio cobija de la izquierda a la extrema izquierda uruguaya, desde los comunistas ortodoxos a los antiguos guerrilleros tupamaros. El Frente Amplio presenta como candidato presidencial al ex general Líber Seregni, de 72 años, que durante la dictadura pasó más de 11 en las mazmorras.

La posibilidad de que el médico Tabaré Vázquez gane la alcaldía de Montevideo ha desencadenado una campaña contra su persona. La derecha maneja ya el fantasma de que los tupamaros tomarán las calles de la capital Este temor a un triunfo del candidato de la extrema izquierda puede quitar a Vázquez votos de última hora. Parece extraño que el Frente Amplio pueda ganar en Montevideo precisamente este año, tras haber sufrido una escisión de sus sectores socialdemócrata y democristiano, que se presentan bajo el lema "Nuevo espacio", con el senador Hugo Batalla como candidato presidencial. A pesar de esto, las encuestas pronostican la victoria del Frente en Montevideo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de noviembre de 1989