Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza en Tokio el primero de los cinco juicios del 'caso Recruit'

El primero de los cinco juicios del caso Recruit, el escándalo político-financiero más grave en la historia moderna de Japón, comenzó ayer en el juzgado de Tokio con la vista de dos de los 12 acusados, el ex director general de Trabajo Takashi Kato y Masao Tatsumi, antiguo presidente de Recruit Cosmos, una filial inmobiliaria de Recruit.De ahora al próximo 15 de diciembre comenzarán los restantes procesos, entre ellos el del principal cerebro de la operación, Hiromasa Ezoe, fundador y ex propietario de Recruit, una empresa dedicada a anuncios de trabajo con la que Ezoe logró en menos de 20 años levantar un emporio sobornando a políticos, funcionarios, hombres de negocios y periodistas.

Masao Tatsumi, un ex ejecutivo del que se sirvió Ezoe para vender acciones aún no en bolsa de la filial ReCruit Cosmos a cambio de favores, y Takashi Kato, primer alto funcionario que comparece ante la justicia por un presunto delito de corrupción, negaron ayer ante el juez los cargos que se les imputan.

La acusación sostiene que Kato logró frenar la aprobación de una norma legislativa que ha bría supuesto un mayor control delas revistas de anuncios, des pués de que Tatsumi le vendió 3.000 acciones de su firma aún no cotizables a precio muy bajo (3.000 yenes) y que aquél reven dió más tarde embolsándose más de seis millones de yenes. Kato dijo ayer que la compra de accio nes no constituye delito y confe só que se sorprendió al enterarse de que las acciones se habían re valorizado fuertemente.

Ezoe, en libertad provisional, será juzgado el 15 de diciembre jupto al diputado liberal Takao Fujinami, antiguo jefe de Gabinete en el Gobierno de Yasuhiro Nakasone. Éste logró zafarse de la justicia pese a que sobre él recaen las principales sospechas de haber colaborado estrechamente con el fundador de la Recruit. Sólo dos -el citado Fujinami y el ex vicesecretario general del partido, opositor budista Komeito Katsuya Ikeda- entre al menos una veintena de parlamentarios que presuntamente se beneficiaron de la operación de compraventa de acciones se sentarán en el banquillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1989