Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de Herri Batasuna partidario de acudir a las instituciones apremia a ETA para que negocie

La presencia de los cuatro diputados y tres senadores de Herri Batasuna (HB) en sus escaños, el próximo martes día 21, en las sesiones constituyentes de las dos cámaras, es el primer paso para normalizar en todos los ámbitos la actividad institucional de la coalición independentista. La pérdida de votos en las elecciones europeas de julio, confirmada en las legislativas de octubre, ha permitido imponerse en la Mesa Nacional a los partidarios de llevar la lucha política al terreno de las instituciones. Ese sector cree necesario también apremiar a ETA para que apriete el acelerador en la vía de la negociación. Los parlamentarios de HB acudirán mañana a recoger sus credenciales y el martes tienen previsto usar la fórmula "por imperativo legal" para prometer acatamiento a la Constitución.

MÁS INFORMACIÓN

Los partidarios de intervenir en las instituciones han ganado la batalla, aunque todavía no la guerra. Dirigentes como Iñaki Esnaola, Patxi Zabaleta o Txema Montero, abogados los tres, no ocultan su satisfacción, pero la expresan con suma prudencia y se remiten siempre a los acuerdos ya adoptados por las bases, que limitan de momento la actividad parlamentaria a "intervenciones puntuales".

Los sectores favorables a la participación son, en general, los militantes directos de HB. Las reticencias proceden de la Coordinadora Abertzale Socia lista (KAS), en la que participan junto a la organización terrorista ETA, el sindicato LAB, la organización juvenil Jarrai, el partido HASI y otras formaciones. Hasta ahora, el éxito de los primeros es rotundo.

El proyecto para sacar a HB de las catacumbas debe consolidarse, según sus mentores, en las próximas elecciones autonómicas. Un sector de la coalición promociona la candidatura del eurodiputado Txema Montero a la presidencia del Gobierno vasco. Montero ha dicho siempre que si se presenta a unas elecciones es para ganarlas y para ejercer desde el escaño el mandato popular.

Defender su candidatura a lehendakari equivale en HB, por tanto, a pronunciarse por la participación en el Parlamento de Vitoria, tras las elecciones del próximo otoño. El eurodiputado contaba ya con esa posibilidad desde la celebración de las europeas y condiciona la aceptación de la candidatura al logro de un dominio suficiente del euskera y a que culmine la transformación del movimiento independentista, iniciada con la última elección de la Mesa Nacional hace un año, en un verdadero partido.

Una cuestión aún pendiente es la actitud de ETA ante este proceso. Para muchos dirigentes no está claro si la organización terrorista acepta definitivamente a HB como expresión política o se decide a potenciar un nuevo partido de definición más estricta basado en la coordinadora KAS.

Llamamiento

Mientras, la coalición independentista no piensa, en principio, acudir al llamamiento que el Rey debe efectuar a los partidos con representación parlamentaria en la serie de consultas previas a la designación de candidatos a la presidencia del Gobierno. lñaki Esnaola indicó ayer que, por el momento, HB mantiene su postura de no acudir a la entrevista con el jefe del Estado, "porque", dijo, "creemos que eso no supondría ningún avance en la búsqueda de soluciones reales". Esnaola no descartó, sin embargo, totalmente esa posibilidad, y dijo que HB hará pública su definitiva postura cuando se produzca el llamamiento.

A preguntas de los informadores sobre la persona que acudirá a la cita con el Rey en el supuesto de que la entrevista llegara a celebrarse, el dirigente de HB apuntó que la Constitución no exige que el interlocutor sea necesariamente un parlamentario, sino tan sólo un representante de la formación.

Tampoco la posibilidad de acudir a la sesión de investidura del presidente del Gobierno ha sido debatida en HB, pese a que la ausencia de los cuatro diputados de esta coalición permitiría al Grupo Socialista disponer de hecho de la mayoría absoluta de la Cámara.

Los dirigentes de HB señalaron en una conferencia de prensa que la decisión de estar presentes en el Congreso y el Senado "en momentos puntuales, para impulsar el proceso negociador con ETA", ha sido suscrita por más del 90% de sus bases.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de noviembre de 1989

Más información

  • La coalición independentista no tiene intención de ir a las consultas con el Rey