Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Ventas, adjudicada a los hermanos Lozano

Desarrollo pleno de la temporada, toros de trapío y respeto a los aficionados, objetivos de la nueva empresa

La explotación de la plaza de toros de Las Ventas ha sido adjudicada por la Comunidad de Madrid -propietaria del coso- a la sociedad Toresma, cuyos socios mayoritarios son los hermanos José Luis, Pablo y Eduardo Lozano. No ha constituido ninguna sorpresa. Desde que el ente autónomo convocó el concurso para la explotación de la plaza, se les consideró favoritos. Primero, en función de los fuertes apoyos políticos con que presuntamente podría contar este grupo; después, también por su oferta, que contempla una programación de la temporada taurina madrileña abundante en número de festejos.

Los restantes candidatos también diseñaban temporadas plenás -algunos con mayor número de espectáculos-, pero había otros fáctores, cuya valoración conjunto. determinaría la adjudicación. José Luis Lozano cree que la profesionalidad de su grupo ha debido de ser decisiva en el concurso: "Estamos convencidos de que ofrecíamos el mejor historial profesional entre todos los concursantes y además presentamos una oferta realista. Claro que podríamos haber echado a volar la fantasía y ofrecer la luna. Pero por estricto respeto a la convocatoria, no íbamos a intentar deslumbrar a nadie y debíamos presentar una oferta que respondiera con seriedad a lo que exigía el pliego de condiciones. El resultado es que nos ha sido adjudicada la plaza, y esto evidencia que nuestra sinceridad y realismo han sido entendidos. Lógicarn.ente estamos muy agradecidos a la Comunidad, a los diputados y al Centro de Asuntos Tatirinos, por la confianza que depositan en nosotros".Toresina está constituída por dos grupos. Uno de ellos lo forman los hermanos Lozano, que tienen el 60% de las acciones. Otro, ccin el 40%, los empresarios Fernando Fernández Tapias, Gonzalo Pascual, Gerardo Díaz y Luis Sabell. La gerencia estará a cargo de los hermanos Lozano, que contará con un equipo en el que figura Manuel Cano. José Luis y Eduardo Lozano, con Cano, se harán cargo de la admi.nistración, mientras Pablo Lozano atenderá los aspectos ganaderos, ayudado por representantes en Salamanca y Andalucía.

José Luis Lozano expresa su satisfacción al hacerse cargo de Las Ventas: "Constituye el broche de oro a 40 años de actividad taurina en todos los frentes. Hemos sido- apoderados, empresarios y ganaderos, y en nuestra larga faceta de empresarios teníamos la aspiración de administrar Las Ventas, que es, sin duda, la primera plaza del mundo. He mos sido empresarios de nume rosas plazas en España -entre otras, Zaragoza, Valencia, Bur gos, Huelva, Manzanares y Aranjuez- y las más importante, de América; principalmente la de Bogotá (Colombia), que regentamos durante 17 años. En nuestra oferta hicimos constar -y lo vamos a cumplir- que mientras seamos empresarios de Las Ventas no llevaremos ninguna otra plaza. Hay dos razones fundamentales: la temporada madrilella tiene tal contenido que ha de requerir toda nuestra atención, y además en su desarrollo no deben interferir intereses empresariales distintos de ninguna índole".

Numerosos aficionados recelan de los antecedentes como apoderados de los hermanos Lozano, ya que suscitaron frecuentes controversias a propósito de la integridad del ganado que exigían para sus poderdantes. Se les ha llegado a llamar afeitadores. José Luis Lozano sale al paso de esta observación: "Siempre hemos apoderado figuras del toreo que, precisamente por serlo, eran centro de polémicas. Nosotros asumíamos plenamente nuestra función y poníamos las espaldas cuando había que ponerlas, soportando descalificaciones de la naturaleza que usted señala, aunque fueran injustas. Para un apoderado, según entendeinos esta delicada función, lo importante es et torero. Ahora bien, no piensa lo mismo un apioderado que un empresario. Y en este momento somos los empresarios de la primera plaza del mundo. Consecuentemente afrontaremos esta tarea con criterios distintos, que se fundamentan en el respeto a los estamentos taurinos, defensa de los intereses de los aficionados y dedicación máxima para que la temporada se desarrolle con brillantez".

Garantizar el trapío

El tendido siete y otros significativos sectores de Las Ventas hacen oir con toda crudeza su opinión, muchas veces contra el enipresario de turno. "Estos espectadores son aficionados", comenta José Luis Lozano, "y raerecen todo el respeto, se esté o no de acuerdo con su opinión. Nosotros aceptaremos sus sugerencias y nos gustaría tener con ellos un cambio de impresiones, aunque ya puedo anticipar que si les preocupa el trapío del toro, en eso lesgarantizamos que estarán satisfechos.. Se habla del "toro de Madrid." cómo un ejemplar descomunal, y sabemos que la aficíón madrilleña no es eso lo que exige. Exige el toro íntegro, con el trapío propio de su encasté, y ese es el que saldrá en Las Ventas. Tanto fraude supone sacar el toro chico y manipulado como el más destartalado de la ganadería. 0 aún peor en este caso, pues muchas veces el toro destartalado se saca porque calla a los que protestan y es más barato.En diciembre, la nueva empresa tomará posesión de la plaza. "Pero mañana mismo", dice Lozano, "empezamos a trabajar y a visitar ganaderías con el fin de comprar toros y novillos. Tenemos el tiempo muy justo para preparar la temporada, que ha de empezar el 4 de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1989