Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA MUERTE DE DOLORES IBÁRRURI

El PCE espera reunir a decenas de miles de personas en un homenaje a Pasionaria similar al de Tierno

El Partido Comunista de España (PCE) quiere tributar a Dolores Ibárruri, Pasionaria, su presidenta fallecida el domingo, un homenaje similar al que rindió el pueblo de Madrid a su ex alcalde Enrique Tierno Galván en enero de 1986 al que acudieron cientos de miles de personas. Las previsiones de los dirigentes comunistas apuntan a que decenas de miles de ciudadanos se reúnan el jueves en la capital de España para seguir el cortejo fúnebre. La capilla ardiente quedó instalada anoche en la sede nacional del PCE, que ayer vivía una emotividad contenida.

El féretro entró en la sede del partido, en la madrileña calle de Santísima Trinidad, a hombros de miembros del secretariado Comunista, entre ellos Julio Anguita, Francisco Palero, Francisco Frutos, Simón Sánchez Montero y Juan José Azcona. 'Varios centenares de personas aguardaban en la puerta la llegada de los restos mortales de Pasionaria. En un principio, el cadáver no iba a ser expuesto anoche, pero la presencia de estas personas motivó el cambio de esa primera decisión. El ataúd fue colocado sobre el catafalco y durante unos 40 minutos nunierosos ciudadanos, muchos de ellos puño en alto, le rindieron homenaje.La ininistra portavoz del Gobierno en funciones, Rosa Conde, también se presentó en la sede para expresar a los dirigentes comunistas y a los familiares de Pasionaria su condolencia y la del Ejecutivo, informa Juan G. Ibáñez. Una gran bandera roja con la hoz y el martillo bordados en púrpura, al igual que la dedicatoria "Comité Central del Partido Comunista de España" cubría el ataúd. Al lado quedaban unas 15 coronas de claveles. Lolita, nieta de la dirigente comunista, apenas podía contener las lágrimas.

El cadáver embalsamado de Pasionaria permanecerá en el salón de actos del Comité Central del partido hasta las cuatro de la tarde del jueves, en que partirá el cortejo fúnebre rumbo al cementerio civil de la Almudena. La capilla ardiente está presidida por una gran reproducción de una fotografia de Dolores Ibárruri hablando en un mitin durante la Segunda República. El cuerpo reposa sobre un pequeño catafalco cubierto de terciopelo rojo. A su izquierda, la bandera de España con un crespón negro; a su derecha, la bandera del partido con otro crespón; al fondo, un lienzo rojo. Los miembros del comité central comunista, del PSUC y de las juventudes del partido se irán turnando de cuatro en cuatro para velar los restos mortales de su histórica dirigente.

La capilla ardiente se abrirá al público de nuevo a las diez de esta mañana para los ciudadanos que quieran visitarla. La mañana del jueves se reserva para el homenaje de las delegaciones internacionales.

Cambio de itinerario

El PCE ha modificado finalmente el itinerario que seguirá el cortejo en la tarde del jueves a petición del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid por razones de tráfico. El recorrido que seguirá la marcha será desde Santísima Trinidad, por las calles Eloy Gonzalo, Santa Engracia y Génova hasta la plaza de Colón. Aquí pronunciarán unas palabras de homenaje el secretario general del partido,Julio Anguita, el poeta Rafael Alberti y muy probablemente Nilde lotti, presidenta del Parlarnento italiano y viuda del histórico dirigente del PCI Palmiro Togliatti.

1.500 militantes del partido se encargaran de la seguridad del acto y de su organización.

Los restos mortales de Dolores Ibárruri serán trasladados en una carroza fúnebre similar a la usada en el entierro de Tierno. Concluido el acto, el féretro partirá en automóvil hacia el cementerio civil de la Almudena, donde Pasionaria será enterrada muy cerca de la tumba del fundador del PSOE, Pablo Iglesias.

Los dirigentes comunistas no pudieron precisar ayer quiénes encabezarán las principales delegaciones internacionales que acudirán a los actos fúnebres, aunque se espera que sean de "alto nivel", en palabras del secretario de Relaciones Internacionales del partido, Francisco Palero. Entre quienes ya han confirmadosu asistencia, se encuentra el presidente del partido comunista francés, Georges Marchais, y el dirigente comunista italiano Pietro Ingrao.

El presidente del Gobierno en funciones, Felipe González, remitió un telegrama de condolencia a la familia de Dolores Ibárruri. Al menos tres ministros -Rosa Conde, Narcís Serra y José Barrionuevo-, los principales partidos políticos, los sindicatos, numerosas asociaclones y ayuntamientos y todas las embajadas de los países socialistas en España expresaron al PCE su condolencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de noviembre de 1989

Más información

  • 1.500 militantes del partido se encargarán de la seguridad y organización de los actos