Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plisetskaia elogia a Nacho Duato, su sustituto al frente del Ballet Nacional

"Nacho Duato es no sólo un bailarín dotado de mucho talento sino un escenógrafo de gran futuro. Recientemente montó un ballet de origen hindú que constituyó un éxito espléndido. Es joven, bello y virtuoso, y, si tiene todo esto, ¿qué más le hace falta para triunfar?`, dijo ayer a este periódico Maía Plisetskaia, en Santillana del Mar, refiriéndose a quien será su sustituto al frente del Ballet del Teatro Lírico Nacional, previsiblemente a partir del próximo junio.La gran bailarina culmina mañana un curso académico que desde el lunes ha impartido con enorme profesionalidad y en medio de gran expectación a varias decenas de jóvenes bailarines alumnos, de la Escuela Superior de Ballet de Torrelavega.

Maia Plisetskaia declaró que desde hace una semana sospechaba que con toda probabilidad el Ministerio de Cultura español no iba arenovarle su contrato, cuya vig encia de dos años cumple el día 1 de diciembre. "No conozco las causas por las cuales sólo tengo la opción de quedarme hasta junio, pero no olvido que el contrato se ha cumplido y no hay por qué formularse ninguna interrogante", dijo.

La bailarina considera que ha hecho bastante en este tiempo por el Ballet Nacional, pero "como es normal, queda también mucho por hacer". Plisetskaia precisó que no había planteado al Ministerio de Cultura ninguna reivindicación para la renovación del contrato. "No he pedido nada", subraya. Este mes volará a Moscú porque a lo largo de varias sernanas debe cumplir un comprorniso con el Bolshoi, requerida por el Ministerio de Cultura soviético, para tomar parte en una gran representación coreográfica, en el famoso teatro moscovita, que se celebrará el primer día del año. En los primeros meses de 1990 irá de gira con el Bolshoi por diversos continentes, entre ellos Asia. Tal vez por esto algunos de sus allegados consideran poco probable que la bailarina soviética se decida a aceptar la prórroga de su contrato en Madrid hasta la primavera.

Respecto de la situación del ballet, considera que se encuentra en un "momento triunfal", por la existencia de muchos jóvenes valores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 1989