Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIÉRCOLES NEGRO PARA EL FÚTBOL ESPAÑOL

Sacchi: "Es difícil derrotar a un Milán ilusionado"

J.C.C. / M. G. El técnico del Milan, Arrigo Sacchi, explicó de manera sencilla cuál había sido, a su juicio, la clave de la eliminación del Madrid: "Hemos conseguido defendernos sin que el Madrid pisara nuestra área". A esta receta, Sacchi añadió otra: "Nunca me faltó la fe en mis jugadores. Todos mantenían una gran ilusión, y cuando ellos están ilusionados es muy difícil derrotar al Milán". Su colega madridista, por el contrario, refiriéndose a los arbitrajes y a las lesiones de su equipo en los dos encuentros frente a los italianos, se quejaba de que "en 180 minutos se han visto muchas cosas raras".

Toshack detalló a continuación las "rarezas" de la eliminatoria: "Primero, antes del partido de Milán se produjo la lesión de Butragueño; luego, allí la de Schuster, más tarde el árbitraje, y el penalti que no fue. Y aquí, en el Bernabéu, las lesiones de Martín Vázquez, Gordillo y Paco Llorente y, por si fuera poco, de nuevo hemos tenido que enfrentarnos con un arbitraje en contra". También precisó que la eliminatoria "estaba perdida con la lesión de Paco Llorente".Cuando se le preguntó sobre la táctica, respondió con un escueto "no comment", aunque luego matizó: "Estoy muy decepcionado. Aunque es pronto para hablar más del partido. Hay que esperar un poco para poder reflexionar", para más tarde reconocer que "efectivamente de nuevo nos costó acercarnos al área contraria".

El ambiente en el vestuario era "desolador", así lo calificó Oscar Ruggeri. Rafael Martín Vázquez fue quizá el más rotundo a la hora de explicar lo sucedido en el encuentro: "Parece como si para ganar la Copa de Europa además de jugar fuera necesario dar algo por detrás (refiriéndose a la labor del árbitro)". Hugo Sánchez aseguró en cambio que tanto él como sus jugadores podían ir con la cabeza bien alta: "La noche del 0-5 fue más triste que esta. Cuando hay dos equipos en el campo de mucha categoría, como el Madrid y el Milán, la influencia del árbitro puede decidir la eliminatoria, como ha sucedido", dijo.

Restar Importancia

El capitán, Chendo, en un intento de restar importancia a su desaparición de la competición europea esta temporada, rebatió: "Ahora nos queda la Liga, que será nuestra Copa de Europa. Ganar la Liga es la única manera de demostrar que somos mejores que el Milán". Paco Llorente manifestó que volvió al campo lesionado "para hacer un poco de bulto. Por lo menos he estado ahí, ayudando en lo que he podido".

Mientras, Arrigo Sacchi destacó el "gran carácter" del Real Madrid, lo que le sirvió de paso para subrayar: "Tiene un gran mérito venir a este estadio, con este grandísimo público y, aguantar al Real Madrid". El entrenador italiano destacó especialmente la labor de su libero: "Baresi ha estado bravísimo, no sólo por su labor individual, sino también por cómo ha dirigido a la defensa". Y el jugador explicaba así el encuentro: "Hemos jugado con gran moral y entusiasmo, y con una defensa muy fuerte". También reconocía que el Madrid había facilitado en cierto modo las cosas: "Ellos jugaban siempre lanzando un balón largo desde el portero. Eso nos permitía dejar a sus delanteros en fuera de juego o hacerles correr hacia atrás, y nos facilitaba la labor".

Su compañero Ruud Gullit que vio el encuentro desde la grada, aseguraba que era "el partido más bello del Milán esta temporada".

"Hemos mostrado gran concentración y hemos sabido jugar siempre en función del resultado. No esperaba ver a mi equipo jugar así este invierno con los problemas de lesiones que hemos tenido", señaló. Gullit también analizó al Real Madrid: "Sufre mucho jugando contra nosotros, porque no encuentra espacios para moverse. Ha habido otra cosa que no me ha gustado: han hecho demasiadas faltas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1989

Más información

  • Toshack afirma que en 180 minutos se vieron muchas cosas raras