Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIÉRCOLES NEGRO PARA EL FÚTBOL ESPAÑOL

El Valladolid supo reaccionar a tiempo en Estocolmo

2 Djugaarden - 2 ValladolidEl Valladolid, por primera vez en su historia, consiguió clasificarse para los cuartos de final de un torneo europeo, en esta ocasión la Recopa, tras empatar a dos goles con el Djugaarden. El equipo español, que estrenó nuevo técnico, Moré, tras la destitución como tal d el yugoslavo Skoblar, supo reaccionar ante los dos tantos con los que se adelantaron los suecos y llegaron a igualar la eliminatoria.

La primera parte del encuentro fue de dominio local, con un Valladolid que intentó contener a su rival. Lo consiguió con acierto, excepto en la jugada que permitió al Djugaarden adelantarse en el marcador y que se produjo inmediatamente después de una clara ocasión desperdiciada por Alberto, luego bigoleador.

En este período, el cuadro vallisoletano frenó a su rival sin demasiados problemas, por lo que el juego se desarrolló principalmente en el medio campo y sin que se produjeran claras ocasiones de marcar.

En la segunda mitad, el juego fue similar al de la primera, con ligero dominio del conjunto sueco y escasez de oportunidades de gol para uno y otro cuadros. El segundo gol local llegó, al igual que el primero, cuando menos peligro estaba creando el Djugaarden y gracias a los fallos de los jugadores vallisoletanos.

La incertidumbre en la eliminatoria la resolvió la propia reacción vallisoletana, que, a partir del tanto de Martinsson, buscó más el contragolpe para asegurarse el pase con un gol, que llegó en el minuto 66 por mediación de Alberto.

Tras el 2-1, que obligaba a los suecos a marcar dos goles para clasificarse, el Valladolid, en un nuevo contraataque, sentenció la eliminatoria a falta de 18 minutos. El Djugaarden, entonces, se rindió definitivamente ante la evidencia de la superioridad del Valladolid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1989