Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Potitos envenenados.

Un inspector de policía retirado ha resultado ser el chantajista que amenazó la pasada primavera con envenenar tarros de potitos en el Reino Unido si la compañía Heinz no le entregaba medio millón de libras (94 millones de pesetas). El ex policía fue detenido en Londres cuando sacaba dinero en un cajero automático de la cuenta en que Heinz depositó 19.000 libras.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de octubre de 1989