Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander, Central y Banesto cierran filas en Agrícolas ante la reordenación del sector azucarero

Enrique Gabarró Samsó asumió la presidencia de la Compañía de Industrias Agrícolas (CIA) en el consejo de administración de la empresa azucarera celebrado ayer. Asimismo, José Luis Noguer Figuerol y Alfonso Carner Suñol fueron nombrados vicepresidentes, mientras que Fernando Fernández Tapias y Jaime Sagriso Carner acceden al consejo de Agrícolas, en calidad de vocales. El nombramiento del notario Enrique Gabarró, acordado por unanimidad entre todos los miembros del consejo, es considerado por la empresa "como un consenso entre los principales accionistas de Agrícolas": el Banco, Santander (28%), Banesto (9%), Banco Central (9%) y las familias Carner Sañol y Noguer: (10% entre ambas).

José Luis Noguer Figuerol, actual vicepresidente, es hijo de José Noguer, es presidente de la empresa y recientemente fallecido. Tanto esta vicepresidencia como la que ocupa Alfonso Carner Suñol, hasta ahora consejero delegado, representan a las farnifias tradicionales de la azucarera y son fruto asimismo de un consenso alcanzado en el consejo de adininistración de la Compañía de Industrias Agrícolas, celebrado ayer.Uno de los dos nuevos vocales, Jaime Sagristá Carner, es hijo de Gaspar Sagristá Freixes -a quien sustituye en el consejo- y representa los intereses de la familia Carner. Los Carner "no han vendido una sóla de sus acciones", según manifestaron fuentes ejecutivas de la empresa desmintiendo los rumores que habían circulado al respecto en las últimas semanas.

Amigo de Escámez

El otro nuevo vocal, Fernando Fernández Tapias, representa al Banco Central y refuerza la presencia de la entidad en el accionariado de la azucarera. Fernández Tapias -presidente de la patronal CEIM- es un hombre de confianza de Alfonso Escámez, presidente del Central, y es uno de los principales accionistas de este banco, aunque no ocupa un puesto en el consejo de la entidad. Por su parte, Luis Coronel de Palma, vicepresidente del Central, mantiene desde hace muchos años un puesto en el consejo de Agrícolas.

Emilio Botín-Sanz de Sautuola y López, presidente del Banco Santander, es otro de los consejeros tradicionales de CIA. La ultima junta de accionistas de la compañía aprobó el nombramiento de dos nuevos consejeros en representación del Santander, Joaquín Chapaprieta y Rodrigo Echenique, quienes se mantienen en el máximo órgano de representación mercantil de la azucaera después de la reunión de ayer.

La amistad de Botín padre con la famila Carner Suñól, así como la confiaza del banquero en Enrique Gabarró, han sido elementos determinantes en la recomposición de este consejo. La relación entre Botín y el notario barcelonés viene de lejos y se concreta en otros negocios importantes como la sociedad de aparcamientos SABA, que preside el propio Gabarró.

En el consejo de ayer, el letrado José Antonio Pérez Torrente fue nombrado secretario sustituyendo a Francisco Segura de Luna, fallecido hace unos meses.

El consenso entre los distintos socios de Industrias Agrícolas, con el nombramiento de Enrique Gabarró como presidente ha resuelto una de las grandes incógnitas que hasta ahora existían dentro del proceso de reestructuración que va a ser abordado en el sector azucarero.

El desarrollo del consejo de administración de CIA celebrado ayer en Barcelona fue seguido al detalle desde Madrid por los principales responsables del grupo Torras en España, controlado por Kuwait Investment Office (KIO), quienes recibieron información puntual de los nombramientos. La designación de Gabarró y, sobre todo, la de Fernando Fernández Tapias como consejero ponen de manifiesto la alianza de los Banco Santander y Central dentro del capital de Industrias Agrícolas. Asímismo, hay que destacar el importante papel que ha desempeñado Banesto, uno de los principales accionistas de la compañía, que participó como el resto de socios en la unanimidad de las decisiones. Fernández Tapias mantiene también estrechas relaciones con Mario Conde, presidente de Banesto.

En definitiva, los tres grandes bancos españoles parecen decididos a cerrar filas en Industrias Agrícolas, como exponente de la colaboración alcanzada entre los diferentes bancos presentes en el capital de las grandes compañías azuca En este proceso, el grupo Torras, en calidad de accionista mayoritario de Ebro, ha dirigido en buena medida la reordenación de CIA, lo que le permite convertirse en el socio industrial que lidere los movimientos en el sector de cara a la reestructuración que exige la entrada efectiva de España en la CE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de octubre de 1989

Más información

  • Enrique Gabarró, nombrado presidente, y Fernando Fernández Tapias se incorpora al consejo