300 escolares aguardan desde hace 18 días la apertura de un colegio en el barrio del Pilar

Cerca de 300 escolares del barrio del Pilar esperan desde el pasado 15 de septiembre que el Ayuntamiento de Madrid ultime la construcción de un colegio de EGB en la calle de Melchor Fernández Almagro. Treinta padres de alumnos se encerraron en el centro durante la noche del lunes para exigir el inmediato comienzo de las clases.

Este nuevo colegio público de EGB en el distrito de Fuencarral, proyectado desde hace seis años, está destinado a absorber a los alumnos procedentes de los centros privados de la zona que han tenido que cerrar sus puertas.Según un portavoz de los padres de alumnos, el Ministerio de Educación y Ciencia anunció la retirada de sus subvenciones a esos colegios por no reunir los requisitos legales para ser calificados como centros concertados.

El pasado mes de agosto se inició el proceso de presentación de solicitudes de plazas para el nuevo colegio público, con la intención de iniciar las clases, junto con el resto de los centros de enseñanza primaria, el pasado 15 de septiembre.

Sin embargo, los padres de alumnos denuncian que no se han concluido la obras de alcantarillado ni la instalación eléctrica. Al mismo tiempo, el mobiliario de las aulas ha sido entregado en el colegio, pero aún no se ha desembalado ni colocado definitivamente.

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación sólo precisa de la autorización municipal para comenzar las clases. Los padres de alumnos solicitaron al Ayuntamiento que se instalaran provisionalmente los desagües, auxiliados por una bomba de agua, y la red eléctrica para no retrasar más el comienzo del curso mientras proseguían las obras para terminar el colegio.

La empresa que ejecuta las obras, Construcciones y Contratas, ha establecido turnos suplementarios para acelerar la finalización de los trabajos, y durante el pasado fin de semana prosiguieron las obras.

El Presidente de la Junta de Fuencarral, el concejal del Partido Popular Miguel Martín Vela, señaló ayer que consideraba "desorbitadas" las protestas de los padres. Martín Vela aseguró que la apertura del colegio público es "inminente", ya que hay 16 operarios municipales terminando las instalaciones.

De otro lado, los 900 alumnos del Instituto de Bachillerato número 7 de Alcorcón, de nueva creación, no pudieron empezar las clases el pasado lunes, a pesar de la promesa formulada el pasado mes de septiembre por el director provincial del Ministerio de Educación, Joaquín Pascal, informa Elisa Blanco.

Todavía no se han terminado las obras en las aulas y en el gimnasio del nuevo centro. Una gran hormigonera ocupaba ayer la entrada al instituto, y tampoco se ha retirado la grúa utilizada durante su construcción.

Los padres de alumnos han anunciado que si mañana no se inician las clases emprenderán movilizaciones para reclamar la inmediata apertura del instituto.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción