Parlamentarios británicos investigan la venta de pisos a tiempo parcial

Una comisión formada por cuatro parlamentarios británicos investigó el pasado fin de semana las actividades de time-share, sistema de venta de pisos a tiempo parcial, de gran difusión en la Costa del Sol. Las residencias de time-share se venden a varios propietarios por el período de sus vacaciones, a unos precios competitivos, entre las 2.500 y 6.000 libras esterlinas por 10 días, lo que permite vender el mismo apartamento a 52 familias.

La comisión considera que el nuevo sistema es válido, pero que se deben reformar aspectos legales y eludir su actual sistema de venta callejera, por su agresividad. Los promotores de proyectos inmobiliarios tradicionales en la Costa del Sol han criticado la inexistencia de una legislación específica para controlar esta actividad, que aseguran constituyen una competencia desleal. Por su parte, el Gobierno británico ha recibido numerosas quejas de consumidores.Los turistas son acosados en la calles por vendedores a comisión, que no dudan en abandonarlos tras la visita a la promoción si no se muestran interesados en comprar. La comisión, que encabeza Anthony Steen, y que ha visitado las promociones de times-hare en la Costa del Sol, donde hay 2.500 apartamentos, la mayor concentración en todo el territorio nacional, considera que es un sistema "a medio camino entre la propiedad y el uso del hotel".

No obstante Steen entiende que la venta callejera hay que eliminarla "porque no merece la pena. El producto es tan bueno que no hay que engañar a la gente".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS