Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados libaneses postergan el debate sobre las reformas políticas

Los debates entre los diputados libaneses, reunidos en la localidad saudí de Taif, no habían entrado aún, en la tarde de ayer, en la cuestión de fondo: las reformas políticas del sistema libanés. Las informaciones de las agencias de prensa, sin acceso directo a los parlamentarios, aseguran que tanto la sesión del sábado como la de ayer se consagraron a "planteamientos preliminares de orden general".

En medio de rumores sobre el posible desplazamiento aTaif de los dos primeros ministros de Líbano, los diputados de este país iniciaron ayer la segunda jornada de su encuentro informal en la ciudad saudí. La ausencia de poder constitucional no resta, sin embargo, relevancia a esta reunión, calificada de "última oportunidad" para el logro de la paz.La promesa de ayuda para reconstruir Líbano, anunciada ayer por el anfitrión, el rey Fahed, constituye hasta el momento el único logro visible de la reunión. El monarca saudí, uno de los tres componentes del triunvirato árabe encargado de buscar la paz para Líbano, corre también con los gastos de desplazamiento y estancia de los diputados. Los otros dos integrantes del grupo mediador, el rey Hassan II de Marruecos y el presidente Chaelli Benyedid de Argelia, han enviado a Taif a sus ministros de Asuntos Exteriores para que colaboren en el éxito del diálogo.

Tras los sucesivos fracasos de la Liga Árabe para implantar un alto el fuego en el conflicto intercomunitario estallado el pasado marzo en Líbano, el presente encuentro ofrece una ocasión irrepetible para demostrar su verdadera voluntad dle solucionar una guerra que ya ha entrado en su 15º año. Así lo ha entendido incluso Siria, una, de las partes implicadas en la crisis, a través de su alianza con los musulmanes libaneses. No obstante, la presencia de sus soldados en este territorio constituye ahora el principal punto de fricción entre los reunidos en Taif.

Por otra parte, tres jóvenes palestinos resultaron muertos ayer en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania, dos de ellos por disparos del Ejército israelí y, el tercero a manos de sus propios compatriotas, que le acusaron de colaboracionista. En total, 120 palestinos han sido asesinados desde el inicio de la revuelta bajo la acusación de colaborar con Israel. En ese mismo tiempo, cerca de 600 palestinos han sucumbido a las balas israelíes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de octubre de 1989

Más información

  • Arabia Saudí se compromete a reconstruir Líbano