Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coronel achaca su arresto de 14 días al actual momento electoral

El coronel Amadeo Martínez Inglés, jefe de la Zona de Movilización de San Sebastián, atribuyó ayer al actual momento electoral el arresto de 14 días que le ha impuesto el capitán general de Burgos, Andrés Cassinello, por mostrarse partidario de un Ejército totalmente profesional en declaraciones al semanario Cambio 16. Martínez Inglés dijo a la Cadena SER que sus opiniones "han podido tener repercusión en la campaña de determinado partido político, al que pueden perjudicar". "Al partido, que sigue defendiendo el servicio militar obligatorio, una solución que yo considero trasnochada, quizá le haya podido afectar y, esto ha sido alguna reacción", agregó, aludiendo al PSOE.El militar ha sido sancionado con 14 días de arresto, que cumple en su domicilio de Madrid, en aplicación del artículo 8.30 de la ley de Régimen Disciplinario, que considera falta leve "expresar públicamente opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad en relación con las diversas opciones políticas". Portavoces del Ministerio de Defensa eludieron pronunciarse sobre los hechos, alegando que dicho departamento "nunca hace comentarios sobre los correctivos disciplinarios".

No obstante, fuentes militares atribuyeron la sanción a la "forma y el momento" en que se han producido las declaraciones de¡ coronel que, en su opinión, suponen una "descalificación global" de la organización castrense y, .entran de lleno en la polémica que sobre el servicio militar mantienen los partidos políticos".

En sus declaraciones al semanario, Martínez Inglés aseguró que, en el seno de las Fuerzas Armadas, "de coronel para abajo, todo el mundo está de acuerdo en que hay que ir hacia un Ejército profesional. La contestación social a la mili es cada día mayor y entre los movimientos de objetores y otras críticas puede llegar el día en que se produzca un plante generalizado".

El coronel aseguró ayer que hace muchos años que viene exponiendo las mismas ideas y que su actual arresto constituye un ataque a la libertad de expresión. "Mi opinión puede ser contestada y debatida, pero no objeto de ninguna sanción", argumento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 1989