Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dai-Ichi compra el 60% de CIT, filial de Manufacturers, por 157.000 millones

El banco norteamericano Manufacturers Hanover ha llegado a un acuerdo con el japonés Dai-Ichi Kangyo Bank por el que el primero le vende el 60% de su filial CIT Group Financial, dedicada a servicios financieros y préstamos a pequeñas y medianas empresas por una cantidad próxima a los 1.280 millones de dólares (157.440 millones de pesetas).

El Dai-lchi es el primer banco mundial por volumen de activos y el Manufacturers Hanover ocupa el séptimo lugar en Estados Unidos. Esta transacción representa la inversión financiera más importante de un banco japonés en el mercado norteamericano.

El CIT cuenta con 50 oficinas distribuidas por todo el país. Este banco, especializado en servicios financieros a la industria, había sido adquirido previamente por Manufacturers al RCA por 1.510 millones de dólares, (unos 185.000 millones de pesetas).

El acuerdo, que necesita la aprobación de las autoridades norteamericanas y japonesas, ha sido anunciado por Yuko Oana, director de administración de la entidad japonesa. Según los expertos la venta parece estar relacionada con los problemas de reservas por los que atraviesa el Manufacturers Hanover ocasionados por los préstamos no devueltos a países en desarrollo, especialmente en América Latina.

Créditos a países pobres

Entre las grandes instituciones bancarias estadounidenses, Manufacturers Hanover es la que tiene un mayor volumen de créditos a naciones en vías de desarrollo y sus reservas para pérdidas rondan el 22% de sus préstamos a medio y largo plazos para estos países.En este sentido, Manufacturers Hannover ha anunciado también el aumento de 950 millones de dólares (116.000 millones de pesetas) de sus reservas para cubrir las pérdidas que se puedan generar en relación con los préstamos que ha concedido a los países del tercer mundo. Estas reservas atenderán de ahora en adelante 2.400 millones de dólares (295.000 millones de pesetas), es decir, el 36% de los préstamos a medio y largo plazo, en los países en desarrollo sobre todo en America Latina.

Estas provisiones supondrán una pérdida neta de 475 millones de dólares (58.000 millones de pesetas) a finales del ejercicio fiscal de 1989 y de 775 millones de dólares (95.000 millones de pesetas) para el tercer trimestre.

Manufacturers Hanover ha anunciado también su propósito de efectuar una emisión de aquí a fin de año de. 500 millones de dólares (61.500 millones de pesetas).

El presidente del banco estadounidense, M. John McGillicuddy ha manifestado que "el conjunto de estas medidas tendrán un impacto muy positivo sobre Manufacturers para reforzar su capital y reservas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989