Turgut Ozal visitará CASA a cambio de almorzar con el Rey

El primer ministro turco, Turgut Ozal, accedió a visitar la empresa aeronáutica española CASA, en Getafe, a cambio de ser invitado a almorzar por los Reyes, donde acudió dos horas después de aterrizar en Barajas. Ozal inició ayer la primera visita oficial a España de un jefe de Gobierno turco. CASA espera vender y cofabricar en Turquía medio centenar de aviones CN-235 por un importe total de unos 70.000 millones.

El primer ministro turco opinó, inicialmente, que acudir a la fábrica equivaldría a comprometerse excesivamente a favor del aparato español en detrimento de sus competidores, especialmente uno italiano.La solución salomónica consistió en invitarle a un almuerzo en la Zarzuela, que se celebró ayer, a cambio de que hoy visite la factoría de CASA.

El presidente del Gobierno, Felipe González, por su parte, elogió ayer el desarrollo democrático en Ankara, sus esfuerzos "por alcanzar mayores niveles de respeto de los derechos humanos" y dijo que España "apoyará la vocación europea de Turquía", candidata a ingresar en la Comunidad Europea (CE). El presidente prometió este respaldo durante la cena que ofreció a su huésped Turgut Ozal.

Ozal le respondió con el deseo de que "la CE se acerque a Turquía con la misma visión política, comprensiva y realista, tal y como Turquía está considerando a Europa", pero gran parte de su discurso estuvo dedicado a "la campaña sin escrúpulos de violación de los derechos humanos de la minoría étnica turca" en Bulgaria, cuyo régimen ha expulsado a 300.000 turcos.

La cena de la Moncloa, que fue servida por el hotel Ercilla, de Bilbao, consistió en ensalada de bacalao y gambas de Bermeo, merluza de anzuelo con cocochas al pil-pil y lomitos de cordero de la Ribera con salsa de hongos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS