Paladines del castellano

La literatura del Medievo es la protagonista en el X Congreso de Hispanistas

La literatura medieval española y la del Siglo de Oro son las grandes protagonistas del X Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, según se desprende del gran número de especialistas asistentes y ponencias presentadas. En el congreso, que será clausurado mañana en Barcelona, también se ha dedicado un amplio apartado a la literatura decimonónica, con especial atención a Galdós, a las nuevas tendencias del siglo XX, y a la literatura hispanoamericana.

Los numerosos hispanistas de prestigio que se pasean estos días por la universidad de Barcelona son una buena prueba del interés que las letras hispanas despiertan en todo el mundo. La mayoría de los estudiosos extranjeros reunidos en la ciudad condal han dedicado sus investigaciones al Siglo de Oro español y, era especial a Cervantes."Cervantes es, en mi opinión, el más universal de los escritores", dijo Edward C Riley, profesor de la. universidad de Edimburgro y uno de los investigadores cervantinos de mayor prestigio. Riley afirma que en cada nueva lectura de la obra de Cervantes encuentra cosas diferentes y apasionantes. El especialista considera que en cualquier novela moderna del mundo occidental puede encontrarse una huella cervantina. "Históricamente, la literatura española de finales del siglo XVI y, principios del XVII se adelantó más de cien años a la del resto del Europa", manifestó.

María Caterina Ruta, secretaria de la Asociación de Hispanistas italianos y profesora en la Universidad de Palermo, comparte también está pasión por Cervantes. De hecho, ella inauguró la sección cervantina del congreso con una ponencia sobre los aspectos iconológicos y teatrales en El Quijote desde el punto de vista del análisis semiótico. El francés Maurice Molho, profesor en la universidad parisina de la Sorbona, presentó también una ponencia sobre El Quijote en la que defendió que no habla ninguna construcción azarosa en la novela. "Yo no digo que Cervantes no sea el autor de El Quijote, estoy convencido de que lo fue. Pero también estoy convencido de que él, en la primera parte, no lo dice así, sino que se presenta como el que ha hecho la compostura de varios manuscritos. Sin embargo, en la segunda, sí que afirma ser el autor de la novela y de la primera parte", explicó.

Pero no es únicamente Cervantes el centro de atención. Alan Deyermond, una de las máximas figuras de este congreso, dedica desde hace 12 años parte de sus afanes a la preparación de un catálogo de la literatura perdida en la España Medieval. "Tengo unas 600 fichas de obras largas en prosa y poesías breves que sabemos o sospechamos que existieron y que se han perdido total o parcialmente", explicó.

Otros hispanistas asistentes al congreso son también catalanófilos, especialistas en lengua y literatura catalana, como Robert Tate, Giuseppe Grilli o Geoffrey Ribbans, que realizan investigaciones en ambas lenguas. "Podrían ser consideradas dos especialidades diferentes, pero me interesan las relaciones entre ellas", dijo Geoffrey Ribbans, profesor británico afincado desde hace años en la Brow University de Providence (Estados Unidos). "No digo que haya una unidad cultural en toda la Península Ibérica, pero sí una diversidad cultural y lingüística muy relacionada entre sí". Ribbans ha hecho estudios sobre Bécquer, Machado, Maragall y Galdós, entre otros. "Creo que es un tema muy interesante investigar la relación entre la literatura castellana y catalana", aseguró.

El argentino Jaime Alazraki, profesor en la Universidad de Columbia, es uno de los mayores especialistas en Borges y Cortázar. Para Alazraki, Borges creó una prosa que sirvió de modelo "no solamente a Cortázar sino también a García Márquez y a Carlos Fuentes". Sobre Cortázar considera que la última generación latinoamericana de escritores está en deuda con él "en cuanto a temas, actitudes hacia la literatura y en la manera de escribir". La diferencia entre ambos, en opinión de Alazraki, radica en que la obra de Borges nace, vive y muere en una biblioteca y en el caso de Cortázar las lecturas eran una forma de entrar en contacto con la vida.

Por su parte, el escocés F. Pring-Mill defiende la poesía de compromiso latino americana frente a la poesía pura. "Un texto no puede estudiarse como un objeto literario", comentó el hispanista, "porque al extraerlo de su contexto y de las relaciones que mantuvo el escritor con la realidad pierde toda su fuerza". En su opinión, un ejemplo claro es el poema de Neruda, A mi partido, que para personas menos politizadas puede tener un sentido religioso.

Profesionales de vacaciones

El presidente de la Asociación Internacional de Hispanistas (AIH), Elias L. Rivers desató la polémica al acusar a los; hispanistas españoles que no han acudido al X Congreso de la AIH de tener "un cierto desinterés o urja cierta falta de profesionalidad". Ésta es una opinión que no todos comparten. Según el profesor Adolfo Sotelo, "es lamentable que no hayan acudido más españoles, pero se explica porque los profesores españoles, a diferencía de los americanos, tienen que aurofinanciarse todos los gastos, no les reporta ningún beneficio para su escalafón académico y, en el aspecto científico, prefieren congresos más especializados"También Jaume Ferran, director del Centro de Estudios Hispánicos de Syracusa, en Nueva York, considera injusto el comentario de Rivers. "No es que los hispanistas españoles tengan desinterés ni que sean poco profesionales", dijo, "lo que sucede es que durante estas fechas casi todos están de vacaciones". Y no son sólo los españoles porque, por ejemplo, la hispanista Maria Caterina Ruta reconocio que muchos de sus colegas italianos no habían acudido entre otras razones porque "los europeos han tenido que interrumpir sus vacaciones, mientras que los norteamericanos no, ya que empiezan el curso en septiembre".

"A los congresos sólo venimos las generaciones viejas", dijo el profesor Molho, "los hispanistas más jóvenes, no suelen acudir. Ni a éste ni a otro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 1989.