Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Gran Biblioteca ideada por Mitterrand será construida en París por el joven arquitecto Dominique Perrault

El arquitecto francés Dominique Perrault, de 36 años, construirá la Gran Biblioteca de París, el último proyecto de Mitterrand para reformar el paisaje urbano de la capital francesa. El edificio se construirá al borde del Sena, sobre una superficie de siete hectáreas próxima a las estaciones de Lyón y Austerlitz. Según la idea de Mitterrand, la biblioteca será la más moderna del mundo, totalmente informatizada, y podrá ofrecer sus servicios a través de terminales a toda Francia y quizá al mundo entero.El proyecto de la Gran Biblioteca, como gusta llamarlo el presidente francés, combina las dos grandes pasiones de Mitterrand: los libros y la arquitectura. Para la construcción de esta institución modelo, que promete ser una de las obras arquitectónicas más monumentales de la era Milterrand, se convocó hace unos meses un concurso internacional de ideas al que fueron invitados 20 arquitectos.

Entre ellos figuraban el español Ricardo Bofill, los suizos Mario Botta y Bernard Tshumi, el norteamericano Richard Meler, el holandés Herman Hertzberger y la firma norteamericana Arquitectonica.

Finalistas

Los cuatro finalistas elegidos por un jurado presidido por leoh Ming Pei (constructor de la pirámide del Louvre) fueron los equipos de Philippe Chalk-Jean Paul Moren, Jean Kaplicky, James Stirling y Dominique Perrault. Fue elegido finalmente el proyecto de Perrault, aunque recibieron una mención especial los de Rem Koolhaas y Jean Nouvel.El proyecto fue dado a conocer el año pasado, durante los actos de celebración de la Bastilla, en los que el presidente francés manifestó públicamente su deseo de crear "una de las mayores o la mayor biblioteca del mundo". Una mezcla de la Biblioteca de Alejandría y la era electrónica que probablemente llevará el nombre de Biblioteca François Mitterrand.

La Biblioteca Nacional, en la Rue Richelíeu, en la que se almacenan 12 millones de volúmenes, está sobrecargada desde hace tiempo y sus salas de estudio suelen estar abarrotadas de investigadores. Después de un amplio debate se ha decidido que la colección de esta biblioteca empiece en 1945, lo que significará cambiar de lugar tres millones de volúmenes.

Otro de los proyectos de Mitterrand para la nueva biblioteca será hacerla depositaria del "patrimonio audiovisual y de sonido", que almacenará electrónica mente música e información, especialmente la producida desde 1945.

Un estudio hecho por expertos en bibliotecas sugería también que las estanterías de los libros estuvieran robotizadas para facilitar la manipulación de los libros. Habrá también salas de estudio para los investigadores y otras abiertas al público en general, que ahora no tiene acceso a estos servicios.

La elección del lugar donde se construirá la Gran Biblioteca responde a la intención de desarrollar la zona este de París. El lugar elegido se encuentra casi frente al Ministerio de Finanzas, diseñado por el arquitecto francés Paul Chemetov y el chileno Borja Huidobro.

Un paseo por el Sena unirá la biblioteca a un gran parque que se prevé al lado del centro deportivo de Bercy.

La construcción de la biblioteca comenzará en 1991, y Perrault deberá haber finalizado ya en 1995 una parte importante del proyecto, dividido en varios edificios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 1989