Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último IPC resalta el fracaso de la política económica del Gobierno, según los sindicatos y la oposición

El 1,6% de crecimiento de precios durante el mes de julio pone de manifiesto el rotundo fracaso del Gobierno en lo que ha sido su prioridad económica", afirmo ayer UGT. Este tirón inflacionista se debe, en opinión de Comisiones Obreras, a "que la política gubernamental no ataca los problemas fundamentales que provocan los procesos inflacionistas". La mayor crítica de los sindicatos mayoritarios a la política económica del Gobierno se dirige a la "irresponsabilidad" del Ejecutivo al respaldar el crecimiento salarial pactado a unas previsiones de inflación que faeron abandonadas nada más comenzar el año. Comisiones destaca que "la situación actual supone una pérdida de poder adquisitivo de los salarios en general, pero en especial de las rentas más desfavorecidas". Es La opinión es compartida por UGT, que ha denunciado las recomendaciones del Gobierno a los empresarios "de no atender las moderadas demandas sindicales ( ... ) en un intento de condenar a los trabajadores a una disminución injusta en su poder de compra".

La tasa de inflación registrada durante el mes de julio supone, en opinión de ambas centrales, la ruptura definitiva con la expectativa de concluir el año con una inflación inferior al 6%, mientras que el incremento salarial pactado en los convenios colectivos de este año es, según datos del Ministerio de Trabajo, del 6,2%.

Los sindicatos rechazan asimismo la política económica seguida por el Ejecutivo, tildándola de ineficaz en la lucha contra su objetivo prioritario: la lucha contra la inflación. La critica de UGT resalta la ineficacia de las medidas monetaristas adoptadas ya que, además, "tienen graves consecuencias sobre otros equilibrios macroeconómicos". CC OO, por su parte, propone que se "desarrolle una lucha eficaz contra los procesos especulativos y la formación de monopolios".A la critica de los sindicatos a la política del Gobierno en materia de inflación se une la dé los partidos políticos. En este sentido, José Antonio Segurado, vicepresidente del Partido Popular, aseguró ayer que el 1,6% agrava extraordinariamente los desequilibrios de la economía española a la vez que ahonda el diferencial de inflación con los países de nuestro entorno". Segurado afirmó que, como solución, el PP "propone un gran debate sobre la política económica ( ... ) y utilizará la fórmula de interpelación urgente para que cuando se reanuden las sesiones parlamentarias se discuta este tema vital".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de agosto de 1989