La Guardia Civil remite al fiscal las declaraciones de dos vecinos de Anchuras

La Dirección General de la Guardia Civil remitió ayer a la Fiscalía General del Estado, por si constituyen un delito de injurias, las declaraciones realizadas ayer mismo a Antena 3 por José Luis Martín, hermano del alcalde de Anchuras, y por Rafael Galán, párroco del pueblo. En tales declaraciones, José Luis Martín afirmó que en la tarde del pasado miércoles había sido atacado, insultado y apaleado por miembros de ese Cuerpo. Martín, tras conocer la decisión de la Dirección de la Guardía Civil, reiteró: "Me metieron para dentro [refiriéndose a la parte posterior del muro de entrada a la finca militar El Cijarall, me pusieron las esposas y se liaron a apalearme".

El hermano de Santiago Martín agregó que, en ese momento, un sargento le dijo: "Ya te teníamos ganas, cabrón". La presunta agresión ocurrió cuando José Luis Martín intentó franquear el portón de entrada de la finca, donde se encuentra el destacamento militar, con un grupo de personas, argumentando que era un camino vecinal.

[Efectivos de la Guardia Civil destacados en la finca aseguraron ayer que disponen de una filmación de vídeo en la que se comprueba que "en ningún momento fue apaleado ni esposado el hermano del alcalde", informa la agencia Efe].

El cura de Anchuras, Rafael Galán, manifestó que la vía judicial es un procedimiento aceptable en el sistema democrático y que las diferencias han de resolverse en los juzgados.

El alcalde de Anchuras, Santiago Martín, aseguró, en referencia a los últimos acontecimientos, que no van a caer en lo que consideran "una clara provocación" de la Guardia Civil".

La Mesa para la Defensa de Anchuras ha anunciado la presentación de una querella contra la Guardia Civil por malos tratos en relación con los sucesos del pasado martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de agosto de 1989.

Lo más visto en...

Top 50