Preocupación por el alto nivel de óxidos de nitrógeno en el cielo madrileño

El director del departamento de contaminación atmosférica, Lucio Pita, reconoció ayer que el Ayuntamiento está preocupado por los elevados niveles de óxidos de nitrógeno detectados en el cielo madrileño. La propia concejala de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre, admitió que la situación es grave: "Estamos en unos valores muy altos, bastante por encima de lo que pensábamos". La exposición a estos productos químicos puede causar infecciones en las vías respiratorias e irritaciones en los ojos.La primera medición de óxidos de nitrógeno, siguiendo las pautas de la Comunidad Europea (CE), se realizó en Madrid en junio de este año, coincidiendo con la puesta en marcha de la primera estación de la nueva red de control de la contaminación.

Según declaró ayer Lucio Pita, Ios resultados nos han sorprendido y nos tienen preocupados". "De todas las formas", añadió, "se trata de una medición aislada que no tiene de por sí valor científico. Habrá que esperar a que entren en funcionamiento las 21 estaciones de la nueva red para saber con exactitud cuál es la situación".

Medidas anticontaminantes

Los óxidos de nitrógeno son producidos fundamentalmente por las emisiones de los vehículos. "El problema está en cómo reducir los niveles", señaló Lucio Pita. "Actuar sobre toda la flota de automóviles madrileños es algo impensable, pues exigiría la Inversión de unos 200.000 millones para adoptar medidas anticontaminantes".Pita insistió en que no hay razón para levantar la voz de alarma: "Los niveles de dióxido de azufre y de partículas de humo que se están detectando estos días están incluso por debajo de la media anual.

¿Cómo explicar la boina contaminante que pende sobre la ciudad por estas fechas? "Con estas temperaturas se favorece el fenómeno de la inversión térmica y la producción del smog fotoquímico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de julio de 1989.