Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los industriales venezolanos, contra la compra de 2.000 autobuses españoles

El anuncio hecho por el Gobierno venezolano de importar 2.000 autobuses de España ha provocado la protesta del gremio de ensambladoras, que considera que en Venezuela se pueden fabricar estos vehículos a mitad del precio que ofertan los españoles.

Según la Asociación Venezolana de Industriales Metalúrgicos y Metalmecánicos (AIMM), España ha propuesto al Ministerio de Transporte y Comunicaciones vender los 2.000 autobuses a seis millones de bolívares (18 millones de pesetas) por unidad, lo cual les parece exagerado, porque afirman que ellos pueden fabricarlos por tres millones de bolívares (nueve millones de pesetas) cada uno.

En su comunicación al Congreso de la República, la AIMM señala que "una vez más estamos dando una demostración de nuestro comportamiento saudita, al tratar de importar 2.000 autobuses cuando Venezuela está atravesando una crisis".

El gremio, que integra a ocho empresas fabricantes (más bien son ensambladoras), se siente relegado porque no ha sido consultado sobre sus posibilidades de cubrir la demanda nacional, ni tampoco ha sido invitado a cotizar o ficitar, directa o indirectamente en la negociación. Alega que está en capacidad de fabricar 150 unidades por mes, cada una de 54 pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 1989