Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Semprún dice que la "evolución" del PSOE no es una derechización

, El ministro de Cultura, Jorge Semprún, pronunció ayer una conferencia en el Club Siglo XXI de Madrid en la que señaló que en el programa económico del PSOE se sitúa hoy el intento de culminar los logros, riesgos y necesidades de la economía de mercado. Añadió que esta evolución "no es una derechización producida por el poder", sino que su origen es anterior y ha de buscarse en las decisiones del 282 Congreso, que "permitió pensar las cosas de forma ágil y nueva".

Semprún clausuraba con su conferencia, titulada Estado de derecho y economía de mercado en la Constitución española, el ciclo La España constitucional en la Europa de los 90. El ministro recalcó que esa culminación arriesgada de la economía de mercado debe imponerse en los países comunistas. Según el ministro, el gran fracaso del proyecto revolucionario comunista ha sido centrar sus objetivos en la destrucción de la economía de mercado, "lo que evidentemente no se ha producido".El intento de recuperar en la URSS, con la perestroika, una economía de mercado, es un proyecto que tiene como principal enemigo, según Semprún, a "la clase obrera soviética, segura de su lento trabajo y falta de espíritu empresarial".

Para Semprún, la evidencia de que la economía de mercado "es el horizonte irrebasable de nuestra época" lleva también a reconocer la necesidad de que todo este proceso no debe abandonarse a un mero funcionamiento espontáneo. Añadió que "es aquí donde interviene el papel del estado de derecho" como corrector necesario de las injusticias del sistema de mercado.

En un momento del coloquio posterior a la conferencia, Semprún habló de la existencia de una "crisis relativa" en el sistema hegemónico que se vive en España. Esta crisis exige, en su opinión, nuevos planteamientos al abordar los problemas de crecimiento. "El programa ha funcionado para el ajuste y la salida de la crisis, y ahora hace falta uno nuevo para afrontar el crecimiento", dijo.

El ministro instó a los españoles a mirar "con serenidad a la corrupción", y a no dejarse asustar por los escándalos, que también existían en el régimen anterior y que "son sólo una espuma de la sociedad española".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1989