Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Comisión investigadora

La represión del mitin de Tiflis el 9 de abril encendió nuevamente ayer las pasiones en el Congreso de los Diputados de la URSS, que formó una comisión investigadora para esclarecer los hechos en tanto algunos diputados insisten en que el Kremlin diga quién aprobó en Moscú la intervención militar.El diputado lituano Liaono Klumbis renunció ayer a su escaño por no querer "colaborar con un asesino". Klumbis, que provocó un alboroto en la sala, se refería al general Igor Radionov, el jefe militar del Cáucaso que dio la orden de reprimir el mitin en la madrugada del 9 de abril. "Mi conciencia y mis convicciones no me permiten colaborar con un asesino", sentenció Klumbis mientras se debatían los nombres de los integrantes de la comisión parlamentaria encargada de investigar los sucesos. Alexandr Yakovlev no forma parte de esta comisión, a pesar de que el miembro del Politburó y jefe de la comisión internacional del PCUS había sido propuesto el día antes para ello y Gorbachov había hecho un gesto de asentimiento ante una propuesta que fue acojida con aplausos.

Egor Ligachov y varios altos funcionarios más aplaudieron el martes, tras la intervención de Rodionov, según creyeron ver algunos periodistas que les observa.ban atentamente con prismáticos. Ni Yakovlev ni Medvedev, el jefe de la comisión de ideología, participaron de estos aplausos.

Rodionov se vio obligado a intervenir ante el Parlamento después de que el ex secretario de la república. de Georgia, Zhumber Patiashvili, hubiera revelado que Victor Chebrikov y Gueorgui Tazumovski, miembros (de pleno derecho y suplente, respectivamente) del Politburó, estaban al corriente de la gravedad de la situación en la República en ausencia del líder soviético, Mijail Gorbachov, que volvió de un viaje a Cuba y al Reino Unido el día 8 por la tarde.

El diputado Revaz Tolpzhlnikov llegó a pedir el voto de censura para un Gobierno que no sabe quién dio la orden de exterminar a su pueblo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS