España invertirá tres billones de pesetas en las zonas en declive industrial

El Plan de Reconversión Regional y Social (PRR) contempla unas inversiones públicas de algo más de tres billones de pesetas entre 1989 y 1993. Este plan, que desde hoy está siendo estudiado por la comisión delegada y que en la segunda o tercera semana de este mes de junio será, presentado a la Comisión Europea, está dedicado a las zonas españolas en declive industrial, aquellas que la Comunidad Europea (CE) engloba en el denominado Objetivo 2 de los Fondos Estructurales comunitarios.Este plan es complementario del Plan de Desarrollo Regional (PDR). Este último, que contempla unas inversiones de 8,9 billones de pesetas, agrupa a las comunidades autónomas españolas más atrasadas, que se engloban en el denominado Objetivo 1.

La aportación de la administración central y las empresas del Estado al PRR se aproxima a los 900.000 millones de pesetas. El resto será aportado por las comunidades autónomas y los Gobiernos locales. Esta proporción tan desigual en perjuicio de las comunidades -en el PDR, la contribución de la Administración central superaba ligeramente el 50%- se explica por el elevado porcentaje de competencias asumido por algunas de las comunidades englobadas en el Objetivo 2, como es el caso, básicamente, del País Vasco y Navarra y, en menor medida, Cataluña. Estas tres comunidades son, al mismo tiempo, las que aportan cantidades de inversión más significativas al Plan de Reconversión Regional y Social.

Las zonas españolas englobadas en el Objetivo 2 son Vizcaya y Guipúzcoa en su totalidad, Barcelona (excepto algunas zonas de la ciudad), y parte de Cantabria, Álava, Navarra, La Rioja, Zaragoza, Gerona, Tarragona y Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS