Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martínez: "Lo que negocies sindicalmente va a misa"

Las grabaciones desestimadas por el Parlamento gallego reflejan la presunta corrupción del juego

El Parlamento gallego ha desestimado la denuncia hecha por el ex dirigente de UGT Luis Bustamante sobre presuntos sobornos. La Cámara alega mala calidad de las grabaciones aportadas como prueba y la imposibilidad de identificar a los intervinientes. Sin embargo, fragmentos de esas cintas en poder de EL PAÍS permiten deducir con claridad que las casetes con las conversaciones entre el denunciante y los diputados autonómicos Fernando Martínez González (PSG-PSOE), asesor ejecutivo de la Presidencia de la Xunta, y Antonio Olives Quintas, número dos del PNG y su portavoz parlamentario, registran pactos con los empresarios de los bingos para alterar la legislación del sector a cambio de dinero.

MÁS INFORMACIÓN

Fernando Martínez González, asesor ejecutivo del presidente de la Xunta, consintió en la aprobación del nuevo bingo acumulativo porque Antonio Olives, número dos del Partido Nacionalista Galego (PNG), le dijo que el tema era vital para su partido.Por su parte, Luis Bustamante García, el ex dirigente ugetista que denunció los supuestos sobornos y grabó las conversaciones, sostiene que él estaba autorizado por el propio Martínez para negociar con los empresarios de los bingos modificaciones en la legislación del sector.

Estos datos y otros más relacionados con la política del juego de la Xunta constan en las cintas entregadas por Bustamante en el Parlamento gallego el pasado viernes día 19.

Bustamante formalizó su acusación ante la Cámara 48 horas antes de que trascendiera la polémica sobre los intentos de compra de escaños en la Comunidad autónoma de Madrid por parte de personas relacionadas con el Partido Popular.

Las cintas, tres casetes de tamaño convencional, registran sobre todo conversaciones entre Fernando Martínez, Antonio Olives y Luis Bustamante. Solamente en una de ellas aparece un interlocutor distinto. Se trata de una conversación telefónica entre Bustamante y el director general de Justicia y Administración Territorial, Antonio D'Amorin, en la que el ex dirigente de UGT critica al funcionario del juego de la Xunta el retraso en hacer efectivas las modificaciones pactadas.

Aunque el Parlamento gallego recibió las tres cintas, sólo se transcribieron dos. Esto fue debido a que el presidente de la Mesa de la Cámara, el miembro del Partido Popular Tomás Pérez Vidal, consideró que una de las grabaciones corresponde a una conversación de carácter privado entre Martínez y Bustamante.

La transcripción realizada por los servicios taquigráficos del Parlamento ocupa varias decenas de folios mecanografiados.

La decisión de la Mesa del Parlamento rechazando la denuncia por ser un "soporte de mala calidad y no permitir la identificación de los intervinientes" ha sido criticada por el vicepresidente segundo del organismo, el ex socialista Francisco González Amadios.

González Amadios, que fue el único miembro de la Mesa que votó en contra de la resolución, ha declarado que tras escuchar las grabaciones él "identificó claramente al menos a dos personas", en alusión al diputado socialista Fernando Martínez y al miembro del PNG Antonio Olives.

EL PAÍS, que ha tenido acceso a la totalidad de las cintas en poder del Parlamento gallego, transcribe a continuación algunos de sus momentos más significativos. En todos ellos se identifica perfectamente a los intervinientes.

La siguiente es, cronológicamente, una de las primeras grabaciones, y recoge una conversación entre Martínez y Bustamante en vísperas de la constitución del nuevo Gobierno gallego de mayoría socialista en agosto del pasado año.

Expertos en materia de juego

En aquellas fechas Martínez y Bustamante eran los dos máximos expertos en materia de juego del partido socialista. Ambos habían desarrollado una intensa labor contra la política de juego practicada por la Xunta de Albor. Martínez desde la oposición parlamentaria y Bustamante desde las filas de la UGT fueron los detonantes del escándalo de la loto rápida, que provocó el procesamiento del vicepresidente José Luis Barreiro, político que más tarde ocuparía también la vicepresidencia con la Xunta de Fernando González Laxe. En el fragmento que se reproduce Bustamante parece sentirse traicionado por no haber sido propuesto para ningún cargo en la Administración local y recuerda a Martínez lo mucho que ambos lucharon por el juego en Galicia.Finalmente, Martínez promete al sindicalista que lo que él negocie con los empresarios tendrá su visto bueno y ofrece a Bustamante el puesto de asesor en materia de juego. Se trata de parte de la cinta que la Mesa del Parlamento gallego ha rechazado por considerar que es una conversación privada entre Martínez y Bustamante.

Bustamante. Si tenemos que dejar que la política del juego la lleve esta gente... ¡Trabajar cinco años en un tema como el juego, donde hemos hecho de todo, para que ahora vengan otros a hacer lo que les salga de las pelotas!

Martínez. No tienes premio. Bueno, ¿y qué? ¡Qué quieres que yo le haga? Dime: ¡qué quieres que haga! ¡Has perdido!

B. El entrar ahí era para llevar a cabo el proyecto que nosotros teníamos sobre el juego. ¿O es que eso lo vamos a poder llevar igual? Yo me conformo sin nada. Vale.

M. ...un puesto de trabajo... no vas a tener ningún problema.

B. ¿Cómo es posible que estemos ahí? Con un hombre que no nos deja poder. Que no nos deja espacio. ¿Cómo se justifica el pacto con Barreiro?

M. ¡... que yo no cobre del juego!

B. Estás equivocado. ¿Quieres que te lo recuerde? ¿Recuerdas cuando fundamos SAI, que fuimos a ver a Pena Souto para que nos diera dinero y nos dijo que no y que nos lo dio Manolo Freijeiro? ¿Y que yo te lo transferí a una cuenta de la UGT? [SAI, Sociedad Anónima de Inversión, fundada en 1983 por Fernando Martínez y Luis Bustamante para obtener financiación extrasindical para la organización].

Alguna esperanza

M. Sí, pero no fue para mí. Fue para la organización.B. Bueno, ¿y qué hacemos?

M. Yo no lo sé, Luis. No lo sé porque tengo cuestiones estratégicas... Yo no sé siquiera si yo voy a estar allí.

B. Dame alguna esperanza. Yo la única oportunidad que tengo es que vosotros estéis allí.

M. Tú sabes que lo que negocies sindicalmente va a misa. Siempre que no hagas barbaridades... se dan instrucciones a los funcionarios del juego para que no hagan nada sin contar con vosotros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de mayo de 1989