Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIFICULTADES PARA LA POLÍTICA ECONÓMICA DEL GOBIERNO

Los precios subieron un 6,7% en un año y el paro bajó hasta marzo

La inflación en el mes de abril subió un 0,3%, con lo que los precios han crecido un 6,7% desde abril de 1988; en los primeros cuatro meses del año, la tasa acumulada se sitúa en el 2,2%. La caída en los precios de los productos alimenticios y la subida de los incluidos en el sector servicios son los datos más significativos de abril. Por otro lado, el paro sólo disminuyó en 3.200 personas durante el primer trimestre, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), a pesar de un fuerte crecimiento de la ocupación, que ya supera los 12 millones de personas.

El Ministerio de Economía espera que en los próximos meses de verano surtan efecto las medidas fiscales y presupuestarias aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Ministros. En ello se confia para lograr un doble objetivo: que la inflación al final del año sea inferior al 5,8% registrado en 1988 y que se mantenga el actual diferencial con los países de nuestro entorno, que, sin embargo, aumentó ligeramente en abril.El dato más preocupante continúa siendo el de la inflación subyacente -sin alimentos elaborados y sin productos energéticos-, ya que ha subido en abril tres décimas, hasta situarse en una tasa anual del 7,3%. Ello demuestra la resistencia de los precios a bajar por encima del techo que marcan los incrementos en el sector servicios. Los productos industriales y los precios alimenticios y energéticos muestran, por el contrario, una tendencia más equilibrada.

Por otro lado, el desempleo se mantiene por encima de los 2,5 millones de personas al cierre del primer trimestre, según los datos de la Encuesta de Población Activa, hechos públicos ayer. En el primer trimestre, el paro sólo se redujo en 3.200 personas, con lo que la tasa de desempleo sigue por encima del 18%. Esta moderada reducción del paro contrasta con los 84. 100 nuevos puestos de trabajo contabilizados por la EPA.

La creación de empleo no ha colaborado a una importante reducción del paro por el aumento de la población activa, que se incrementó en 81.000 personas en ese trimestre. Esta creación de empleo se ha dirigido especialmente al mundo asalariado, con 84.100 nuevos puestos de trabajo

Páginas 65 y 67

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989