Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAMBIOS POLÍTICOS

Centristas y populares presentan la moción de censura contra el alcalde de Madrid

El PP y el CDS presentaron ayer en el Ayuntamiento de Madrid una moción de censura contra el alcalde socialista, Juan Barranco. El candidato alternativo en virtud del pacto de centro-derecha es Agustín Rodríguez Sahagún. Por su parte, el secretario general del CDS, José Ramón Caso, manifestó que no habrá una segunda tanda de reuniones con el PP para seguir negociando tras las elecciones europeas.

Los 29 concejales del PP y el CDS en el Ayuntamiento de Madrid firmaron ayer inmediatamente antes de su presentación en el Registro General la moción de censura contra el alcalde socialista, Juan Barranco. Propusieron como candidato alternativo a la alcaldía al actual portavoz centrista, Agustín Rodríguez Sahagún. Los concejales firmaron asimismo el Acuerdo por Madrid, documento en el que se recogen los ejes de actuación del futuro gobierno de centro-derecha. Juan Barranco, que tiene hasta mediodía del lunes para anunciar la fecha del pleno de censura, anunció que dará tiempo al PP y al CDS para ponerse de acuerdo en su programa de gobierno, por lo que se cree que fijará el pleno para julio, al permitirle la ley un plazo máximo de dos meses.[Por su parte, el secretario general del CDS, José Ramón Caso, manifestó que, una vez cerrados los acuerdos con el PP en varios ayuntamientos, "no va a haber una segunda tanda de reuniones con el Partido Popular para seguir negociando después de las elecciones europeas", informa Efe.]

El centrista José Luis Garro y el popular Carlos López Collado presentaron ayer en el Registro General del Ayuntamiento de Madrid la moción de censura. Eran las 13.21 horas y el funcionario inscribió el documento como el número 28.872.

El documento consta de 66 líneas, en las que, tras recordar la normativa usada para cumplimentar este trámite, los firmantes indican los motivos para la presentación de la moción. "Entendemos que la gestión del equipo de gobierno del PSOE y del alcalde de Madrid están resultando gravemente perjudiciales para los intereses de los madrileños. Que esta circunstancia ha sido determinante de un deterioro de los problemas que afectan a Madrid en aspectos tales como la inseguridad ciudadana, la circulación, el transporte, la sanidad y, en general, el funcionamiento de los servicios municipales".

La moción indica asimismo como motivos "el incumplimiento por el alcalde y su equipo de gobierno de distintos acuerdos plenarios, actuando desde la prepotencia y dificultando tanto el diálogo entre los diferentes grupos municipales como el ejercicio democrático del poder municipal" y "la necesidad de garantizar la estabilidad en el desarrollo de la acción de gobierno municipal ofreciendo a los madrileños una más eficaz gestión política y administrativa de los distintos servicios municipales".

El documento solícita, por último, la convocatoria de una sesión extraordinaria para deliberar y votar la moción y proponer para el cargo de alcalde a Agustín Rodríguez Sahagún. Tanto éste como Álvarez del Manzano aseguraron que no iban a explicar las medidas que acometerá el gobierno de centro-derecha "por respeto a las instituciones y al equipo que aún rige el Ayuntamiento".

Frente a los gestos de unidad realizados por ambos portavoces, algunos concejales del PP no podían ocultar su malestar y aseguraban en privado que el Acuerdo por Madrid "puede ser suscrito tanto por la Organización Revolucionaria de los Trabajadores o por Fuerza Nueva". "Ayer fue la noche más triste del Grupo Popular en el Ayuntamiento", decía un concejal popular. "Ha habido que ceder en pro de los intereses nacionales del partido" comentaba otro repitiendo, quizá, las palabras que Fraga pronunció ante el grupo en la tarde del martes tras alcanzarse los últimos acuerdos.

En general se piensa que el CDS, cuyos miembros ayer no podían ocultar su satisfacción, "ha obtenido demasiada tarta para el número de comensales".

Retraso en Jaén

Distintos formulismos impidieron ayer que centristas y populares presentaran la moción de censura para relevar al alcalde de Jaén, el socialista José María de la Torre, tal y como habían anunciado ambos grupos, a pesar de haberse cerrado el pacto de gobierno y consensuado las concejalías, informa José Antonio Hernández.

Fernando Lorite, concejal del PP, afirmó que hoy jueves sí será registrada definitivamente la moción y justificó el aplazamiento en que Gabino Puche, presidente regional del PP en Andalucía y máximo representante popular en la negociación, se encontraba en la mañana de ayer ausente de Jaén y su firma era imprescindible para cerrar el pacto.

Aunque aún quedan por solventar algunos detalles, como las tenencias de alcaldía, el próximo alcalde de Jaén, Alfonso Sánchez Herrera, del PP, manifestó que lo esencial está ya pactado. Sánchez Herrera, nacido en Jaén hace 43 años, está casado, tiene tres hijos y regenta una de las gestorías administrativas más importantes de Jaén. La suma de los concejales del CDS y del PP supone la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Jaén, pues tienen 11 y 3, respectivamente, frente a los 11 del Partido Socialista Obrero Español, uno de Izquierda Unida y otro del Partido Andalucista.

Por otra parte, el pacto de "no agresión" entre el PSOE y el Partido Aragonés Regionalista (PAR) para garantizar la gobernabilidad en Aragón, de modo especial en el Gobierno autónomo del regionalista Hipólito Gómez de las Roces y en el Ayuntamiento de Zaragoza, con alcalde socialista, ha desencadenado una catarata de polémicas y convulsionado el panorama político aragonés, informa Javier Ortega.

El ex presidente del Ejecutivo autónomo, el socialista Santiago Marraco, hoy director general del Instituto para la Conservación de la Naturaleza (Icona), ha declarado que "es difícil justificar un pacto PSOE-PAR en aras a la gobernabilidad". Se pregunta Marraco "cómo es posible que el grupo mayoritario de las Cortes de Aragón, el PSOE, con 27 escaños, apoye al Gobierno del PAR, que sólo tiene 19". Asimismo, cinco diputados socialistas, afines a Marraco, han insinuado la posibilidad de dejar su escaño si los pactos se consuman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 1989

Más información

  • Caso anuncia que no habrá una segunda fase de negociación de los pactos de centro-derecha tras las europeas