Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietud en Canarias por la falta de medios para prever movimientos sísmicos

La carencia de medios técnicos suficientes para la detección de movimientos sísmicos en Canarias, un archipiélago de gran actividad volcánica, ha provocado la incertidumbre entre la población insular sobre las consecuencias futuras del terremoto registrado el pasado día 9 en las islas. Los científicos que han estudiado el fenómeno no han logrado ponerse aún de acuerdo para explicar su naturaleza, pero coinciden en confirmar la gravedad del mismo.

Los habitantes de las islas no han quedado satisfechos con las conclusiones del comité de expertos que ha estudiado el fenómeno, y que ha descartado, en un comunicado oficial, la "proximidad de una manifestación volcánica" en Canarias. No obstante, la geógrafa Carmen Romero apunta en un artículo publicado en la prensa local, entre otras, la posibilidad de que se trate del "inicio de un proceso volcánico más complejo y duradero".El terremoto ocurrido en Canarias el pasado martes, de una magnitud de 4,6 grados en la escala de 12 puntos de Richter (a partir de cinco suele producir daños personales y materiales), pudo ser, según los expertos, de origen tectónico. Las islas están sobre la placa africana, cerca de los límites con las placas euroasiática y americana, pero nadie ignora que el archipiélago es la única región del país con volcanismo activo. En los últimos 500 años se han producido 17 erupciones, la última en 1971 (volcán Teneguía, en La Palma), precedida de una intensa sismicidad.

El del martes es, probablemente, el primer terremoto en las islas con constancia instrumental, dado que hasta ahora no figuraba ninguno en el registro histórico, según el vulcanólogo Juan Carlos Carracedo, jefe de la Estación Volcánica de Canarias, que sólo dispone de un sensor de alta sensibilidad en las faldas del Teide. La insuficiencia de datos sobre un fenómeno de estas características, señala Carracedo, demoraría sensiblemente un plan de evacuación de emergencia. El diputado canario José Miguel Bravo de Laguna, del Grupo Mixto, ha solicitado la comparecencia del ministro de Industria en relación con el asunto.

El Instituto Geográfico Nacional posee cinco estaciones sísmicas en Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, La Palma y El Hierro. Si bien es evidente la necesidad de que en Canarias, uno de los archipiélagos con actividad volcánica más poblados de la Tierra, se disponga de una red microsísmica especial y complementaria (de baja y alta sensibilidad) destinada a la investigación del volcanismo activo, los expertos afirman que no es posible predecir matemáticamente un terremoto. Sí lo es deducir eventuales alteraciones a partir de informaciones previas detectables. El Centro Geofísico de Canarias venía observando desde hacía un año una concentración de movimientos con cierta frecuencia entre Tenerife y Gran Canaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989