Perspectivas pesimistas para la oposición paraguaya en las elecciones del lunes

Rencillas internas, inexperiencia en el manejo político, ausencia de candidatos atractivos y tener que enfrentarse al aparato todavía intacto de la derrotada dictadura con al fracaso a la oposición paraguaya en las primeras elecciones libres tras la caída de Alfredo Stroessner, el pasado 3 de febrero. Se dice estos días en Asunción que el próximo lunes "Paraguay tendrá las primeras elecciones libres pero no limpias". Los expertos discuten si hubo alguna elección realmente libre en Paraguay.

Al margen de esta disputa histórica, es más importante examinar si las elecciones del lunes serán limpias. Sobre este punto existen dudas fundadas.El problema principal es el padrón electoral, que está inflado en unas 600.000 personas, según cáculos de cierta solvencia. Parece que la hinchazón llega al extremo de que hay más personas empadronadas para votar que habitantes en edad de hacerlo. Hasta los dirigentes del gubernamental Partido Colorado reconocen los defectos del padrón. Para subsanar este problema, el lunes se usará por primera vez tinta indeleble en una elección en Paraguay. Esto podría evitar que una persona vote varias veces, que era una práctica habitual durante la dictadura de Stroessner. Los dirigentes del Gobiemo han dado órdenes de que se celebren unas elecciones limpias.

Querellas internas

La oposición teme al aparato del partido Colorado, sobre todo en las áreas rurales. Los caudillos locales del coloralismo están sometidos a una doble presión. Acostumbrados a la política de carro completo en el pai ado, incluso con más votos que votantes, los caudiflos locales se sentirían desprestigiados ante las bases y la dirección colorada si ahora no con siguen un resultado espectacular. Las estructuras de la dictadura siguen intactas, sobre todo en el campo.La inexperiencia de la oposición llega a extremos inauditos. La conductora de un popular programa de televisión explicó a este periódico que el candidato presidencial del socialdemócrata Partido Revolucionario Febrerista (PRF), Fernando Vera, rechazó presentarse en una entrevista de casi una hora acompañado de su familia, con el argumento de que el programa trataba de hacer propaganda a su costa. El candidato más fuerte de oposición, Domingo Laíno, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), tampoco compareció el día fijado para la entrevista.

Si a estos fallos se añaden las disputas fraticidas dentro de los partidos opositores, no cabe duda de que al general Rodríguez le están poniendo en bandeja un triunfo en las elecciones del próximo lunes que puede alcanzar cifras de escándalo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50